Enorme demanda por reloj inteligente de Apple genera demoras para envíos

viernes 10 de abril de 2015 16:37 GYT
 

Por Noel Randewich y Astrid Wendlandt

SAN FRANCISCO, PARÍS (Reuters) - Los clientes que preordenaron el viernes el reloj inteligente de Apple Inc tendrán que esperar al menos un mes para su entrega, una primera señal de la fuerte demanda por el primer gran producto de la firma bajo la dirección de Tim Cook.

La gente llenó las tiendas de Apple en todo el mundo para ver más de cerca el Apple Watch, la primera incursión de la empresa de tecnología en el mercado de los productos de lujo personales.

El dispositivo estaba disponible para ser encargado por internet o para probarlo en locales físicos, pero no para llevárselo a casa aún.

En una entrevista con CNBC, Cook dijo que los pedidos iniciales fueron "grandiosos". El jueves, Apple pronosticó que la demanda superaría la oferta en el lanzamiento del producto.

Al desconocer la cifra de reservas por el reloj, analistas de Wall Street dijeron que era demasiado pronto para ajustar sus estimaciones para las ventas del dispositivo.

Otro factor clave en el éxito del reloj será la demanda una vez que se disipe la oleada inicial de interés de los devotos de Apple.

A partir del 24 de abril, los consumidores podrán comprarlo online o a través de reservas en locales minoristas, incluyendo boutiques de alta costura en París, Londres y Tokio, como parte de la estrategia de Apple de posicionar el reloj como un accesorio imprescindible.

Pero poco después de que se abrieron el viernes las reservas por internet, el sitio web de Apple fijó las fechas de envío de algunos de los modelos para junio, mientras que para otros serán de cuatro a seis semanas.   Continuación...

 
En la imagen, el presidente ejecutivo de Apple, Tim Cook, introduce el Apple Watch durante un evento de Apple en San Francisco, California. 9 de marzo, 2015. Muchos consumidores acudieron el viernes a la tienda de Apple en Sídney el viernes para tener el primer vistazo mundial del reloj inteligente del gigante tecnológico, que la compañía espera que sea su próximo gran éxito comercial.  REUTERS/Robert Galbraith