Tras acusar a Google, la comisaria de Competencia de la UE intenta reflejar imparcialidad

jueves 16 de abril de 2015 12:15 GYT
 

Por Alastair Macdonald

BRUSELAS (Reuters) - El presidente de Google, Eric Schmidt, podría no haberse dado cuenta durante el escándalo antimonopolio de la Unión Europea contra el gigante estadounidense, pero la comisaria de Competencia del bloque, Margrethe Vestager, intenta elogiarlo.

En una conferencia de prensa en Bruselas el miércoles, Vestager se posicionó drásticamente en contra de Google un día antes de su primera gran visita de trabajo a Estados Unidos. La UE acusó a Google de abusar de su posición dominante en las búsquedas en Internet para impulsar sus propios productos.

No obstante, Vestager emitió halagos para los servicios de la innovadora compañía, con un marcado toque de imparcialidad e independencia a la presión política y empresarial. La danesa de 47 años se ha aferrado a esa máxima desde que se convirtió en comisaria en noviembre, cargo que la posiciona entre las personalidades más influyentes en el sector empresarial.

"Ni mis hijos ni yo nunca pensamos si se trata de una compañía estadounidense o europea. La razón por la que usamos Google es porque tiene muy buenos productos", dijo Vestager, que en menos de seis meses inició una investigación que su predecesor evitó durante cinco años.

"Está en nuestro vocabulario. Si quieres buscar algo sueles decir 'déjeme googlearlo' (...) Creo que debería felicitar a una empresa que tiene tanto éxito", añadió.

Era un mensaje que parecía dirigido a aquellos que el miércoles se alegraron por la desgracia de Google, ya sea en las esferas políticas en Alemania, Francia y otros países de la UE consternados por la forma en que los estadounidenses han eclipsado Europa en la revolución industrial del siglo XXI, o entre los rivales de la empresa, uno de los mayores defensores para su penalización.

"El dominio como tal no es un problema. Ni en general ni en las leyes de la Unión Europea", dijo Vestager, haciendo hincapié en que no tiene problemas con el 90 por ciento de la cuota de mercado que tiene Google en las búsquedas en la web en la UE y que estaba abierta a peticiones de que no se requirieran sanciones.

(Reportes de Alastair Macdonald. Reportes adicionales de Foo Yun Chee y Julia Fioretti. Traducido por Redacción de Madrid. Editado en español por Marion Giraldo)

 
El presidente de Google, Eric Schmidt, durante un panel de discusión en Berlín. Imagen de archivo, 14 octubre, 2014. Schmidt podría no haberse dado cuenta durante el escándalo antimonopolio de la Unión Europea  contra el gigante estadounidense, pero la comisaria de Competencia del bloque, Margrethe Vestager, intenta elogiarlo. REUTERS/Hannibal