Rusia recorta financiamiento de programa espacial por crisis económica

miércoles 22 de abril de 2015 15:00 GYT
 

Por Jack Stubbs

MOSCÚ (Reuters) - Rusia va a recortar el gasto en su programa espacial en más de un tercio durante los próximos 10 años debido a la crisis económica del país, lo que la obliga a desechar los planes que tenía para desarrollar un cohete propulsor superpesado.

La exploración espacial es tema de orgullo nacional en Rusia, desde la "carrera espacial" de los tiempos de la Guerra Fría con Estados Unidos, en la que el cosmonauta Yuri Gagarin se convirtió en el primer hombre en viajar al espacio.

El colapso de la Unión Soviética dejó sin fondos al programa, pero el presidente Vladimir Putin ha hablado de planes para revivirlo.

Rusia planea desarrollar su propia estación espacial para 2023 pero están creciendo las restricciones económicas.

Un portavoz de Roscosmos, la agencia espacial federal rusa, dijo que se planeaba una reducción de gasto del 35 por ciento a 2 billones de rublos (37.760 millones de dólares), un recorte de 850.000 millones de rublos.

El Gobierno ruso ha recortado sus planes de gastos en la mayor parte de sus sectores económicos ante el avance hacia la recesión del país, castigado por las sanciones económicas de Occidente por la crisis en Ucrania y por la caída en los precios globales del petróleo, su principal exportación.

"Debido a la crisis (...) varios proyectos de investigación, incluyendo el lanzamiento de cohetes superpesados, serán removidos del programa", dijo el portavoz.

Reportes de prensa anteriores han sugerido que el país podría ahorrar más de 1.000 millones de dólares si renuncia a sus planes de levantar de cero un vehículo de lanzamiento nuevo.   Continuación...

 
Una cosmonave Soyuz TMA-16M despegando desde el cosmódromo de Baikonur, Kazajistán, mar 28 2015. Rusia va a recortar el gasto en su programa espacial en más de un tercio durante los próximos 10 años debido a la crisis económica del país, lo que la obliga a desechar los planes que tenía para desarrollar un cohete propulsor superpesado. REUTERS/Maxim Zmeyev