Aumenta el costo de batalla del Galaxy contra iPhone

jueves 23 de abril de 2015 10:37 GYT
 

Por Se Young Lee

SEÚL (Reuters) - Samsung Electronics actuó sin freno para lanzar sus nuevos teléfonos avanzados Galaxy, pero sus modestos precios comparados con los últimos iPhone colocaron ahora la atención en el costo a largo plazo de combatir con la principal marca de Apple.

Fabricar el modelo de 64 GB del Galaxy S6 cuesta 290,45 dólares, según IHS Technology. Este precio es más caro que cualquier modelo Galaxy S o iPhone analizado por la firma de análisis estadounidense.

Con lo que cuesta producir 100 aparatos S6 Edge (curvos), Apple puede hacer 121 iPhone 6 Plus de 64 GB, según cálculos de Reuters. En 2010, cuando Samsung lanzó la serie Galaxy y Apple reveló el iPhone 4, sus costos de producción estaban casi a la par.

Desde el Galaxy S II en 2011, el costo de fabricación de los dispositivos de bandera de Samsung ha subido de forma consistente, pero se ha vendido a un precio similar a los iPhone comparables, a veces incluso con un suministro menor.

Los consumidores pagaron cantidades similares por las versiones de 32 GB del Galaxy S4 y S5 que los modelos de 16 GB del iPhone 5 y 5S de Apple, según IHS.

En el caso del nuevo S6 curvo, la versión de 64 GB se vende por 799,99 dólares en Estados Unidos (sin descuento de las operadoras), menos que el precio minorista de 849,99 dólares del iPhone 6 Plus, con la misma capacidad de almacenamiento.

La razón principal detrás de esta brecha es que el sistema operativo iOS de Apple y su robusto ecosistema de software y servicios significan una prima mayor entre los consumidores.

Sin estos diferenciadores, Samsung debe ofrecer un hardware de mayor calidad para destacarse en un mercado cada vez más atestado, pero no puede reflejar por completo esos costos con mayores precios minoristas.   Continuación...

 
En la imagen, el nuevo Samsung Galaxy S6 Edge durante un evento en Barcelona. 2 de marzo, 2015. Samsung Electronics actuó sin freno para lanzar sus nuevos teléfonos avanzados Galaxy, pero sus modestos precios comparados con los últimos iPhone colocaron ahora la atención en el costo a largo plazo de combatir con la principal marca de Apple. REUTERS/Gustau Nacarino