Nuevos autos sin chofer de Google saldrán a las carreteras, pero con volante y pedales

viernes 15 de mayo de 2015 13:55 GYT
 

Por Paul Lienert

DETROIT, EEUU, 15 mayo (Reuters) - Los autos sin conductor de Google Inc comenzarán a ser probados en carreteras públicas este verano boreal, pero finalmente llevarán volante y frenos, algo que no contemplaba la compañía hace un año.

Los ingenieros operarán 25 prototipos diseñados por Google, que usarán el mismo software de los Lexus RX450h autónomos, que ya han recorrido unos 16.000 kilómetros por semana en los últimos meses, informó la compañía en un blog.

Cuando el gigante tecnológico anunció hace un año que planeaba construir una flota de vehículos sin chofer, el director del proyecto, Chris Urmson, dijo que los prototipos no tendrían "volante, pedal de acelerador ni de freno (...) porque no los necesitan".

No obstante, parece que al final los modelos necesitarán estos importantes implementos de control.

Construidos en Detroit por Roush Industries, los prototipos estarán equipados con volantes extraíbles, pedales de freno y acelerador para demostrar que los ingenieros pueden "hacerse con el control del manejo si es necesario", dijo Urmson en una publicación en un blog el viernes.

Google describe su prototipo, en el que caben dos personas, como "el primer vehículo del mundo que se maneja por completo de forma autónoma".

La compañía dijo también que probará nuevas tecnologías de protección para pasajeros y peatones, incluidos una terminación de gomaespuma en el borde frontal y un parabrisas flexible.

También aseguró que la velocidad de los prototipos estará limitada a 40 kilómetros por hora para "reducir la posibilidad de heridas graves" en una colisión.   Continuación...

 
Un vehí­culo autoconducido de Google conduce alrededor del estacionamiento en el Computer History Museum después de una presentación en Mountain View, California el 13 de mayo de 2014. Los autos sin conductor de Google Inc comenzarán a ser probados en carreteras públicas este verano boreal, pero finalmente llevarán volante y frenos, algo que no contemplaba la compañía hace un año. REUTERS/Stephen Lam