Aplicación busca ayudar a víctimas de tráfico de personas a superar barrera del idioma

jueves 21 de mayo de 2015 13:37 GYT
 

Por Kieran Guilbert

LONDRES, 21 mayo (Fundación Thomson Reuters) - Mientras viajaba por Tailandia tras graduarse de la universidad Duane Dunston entendió la esclavitud moderna al leer reportes en la prensa local sobre familias que vendían a sus hijos y sobre mujeres obligadas a prostituirse.

"Seguí pensando en el tráfico de personas cuando volví a Estados Unidos", dijo Dunston, quien se embarcó en una carrera en computación tras graduarse en sociología en la universidad.

Luego, cuando era profesor de ciberseguridad, decidió usar sus conocimientos para ayudar a las agencias de la ley a comunicarse con víctimas de esclavitud creando una aplicación.

La aplicación "You Have a Voice" (Tienes una voz) está diseñada para permitir a las víctimas describir la naturaleza de su esclavitud o explotación en su idioma nativo al contestar una serie de preguntas.

Usar esa aplicación en vez de hablar directamente con policías en un tema tan sensible podría reducir la vergüenza y el miedo que frena a algunas víctimas a denunciar su situación.

Además, ayudaría a la policía a arrestar a traficantes y salvar a otras víctimas, dijo Dunston, quien se convirtió en profesor de la universidad Champlain College en Vermont, Estados Unidos.

"Policías con los que he hablado siempre se refirieron a la barrera del idioma, ya sea porque las víctimas no hablan inglés o no quieren hablar con la policía por falta de confianza", comentó Dunston a la Fundación Thomson Reuters vía telefónica.

El profesor universitario está trabajando con sus alumnos para traducir la aplicación en los 10 idiomas más comunes hablados por víctimas del tráfico de personas, entre ellos árabe, francés, mandarín y español.   Continuación...

 
Mohammed Savet, que fue liberado de un bote de tráfico de personas, muestra las cicatrices que obtuvo tras ser golpeado por el traficante arriba del bote, en un campamento de refugiados afuera de Sittwe, Myanmar, 19 de mayo de 2015. Mientras viajaba por Tailandia tras graduarse de la universidad Duane Dunston entendió la esclavitud moderna al leer reportes en la prensa local sobre familias que vendían a sus hijos y sobre mujeres obligadas a prostituirse. REUTERS/Soe Zeya Tun