Microsoft venderá pantalla gigante táctil Surface Hub por 20.000 dlr

miércoles 10 de junio de 2015 11:38 GYT
 

Por Bill Rigby

SEATTLE (Reuters) - Microsoft Corp reveló por vez primera el precio de la versión más grande de su nuevo dispositivo Surface Hub, una pantalla que se instala en la pared y sirve como pizarra digital y para realizar videoconferencias.

El producto, que será el más caro de su gama de hardware, costará 20.000 dólares y los pedidos podrán comenzar a partir del 1 de julio, informó la compañía el miércoles.

Microsoft espera que Surface Hub se convierta en un elemento indispensable en las salas de reuniones de todo el mundo.

La pantalla tendrá una versión adaptada de Windows 10, el nuevo sistema operativo que verá la luz a fines de julio. Las entregas empezarán en septiembre.

Pese a su elevado precio, Microsoft confía en que Surface Hub atraiga a las empresas habituadas a gastar sumas mucho más altas en las instalaciones de sus salas de conferencias.

"El mercado teórico podría ser mucho mayor que el mercado actual", dijo JP Gownder, analista de la firma tecnológica Forrester, agregando que puede que no sea un éxito instantáneo, pero debería interesar a compañías en que es importante el trabajo colaborativo, como las de diseño de productos, marketing y publicidad.

Integrando las videollamadas y la toma de notas en una pantalla táctil, Surface Hub hunde sus raíces en los productos fabricados por Perceptive Pixel, una empresa con sede en Oregon que Microsoft compró en 2012.

Es el último paso en la incursión de Microsoft en el hardware de alta tecnología, tras el lanzamiento de la tableta Surface en 2012 y la compra del negocio de teléfonos celulares de Nokia el año pasado.   Continuación...

 
La sombra de una persona cerca del logo de Microsoft en la exhibición Computex 2015 en Taipei, Taiwan, 3 de junio de 2015. Microsoft Corp reveló por vez primera el precio de la versión más grande de su nuevo dispositivo Surface Hub, una pantalla que se instala en la pared y sirve como pizarra digital y para realizar videoconferencias. REUTERS/Pichi Chuang