Costolo renuncia como CEO de Twitter en medio de presiones por lento crecimiento de usuarios

viernes 12 de junio de 2015 08:04 GYT
 

Por Yasmeen Abutaleb

SAN FRANCISCO (Reuters) - El presidente ejecutivo de Twitter Inc, Dick Costolo, anunció abruptamente su renuncia el jueves, en medio de una fuerte presión por el lento crecimiento de nuevos usuarios y la incapacidad para atraer a los anunciantes a la misma velocidad que sus competidores.

Costolo será reemplazado temporalmente por el cofundador Jack Dorsey.

Las acciones de la compañía subieron un 7,7 por ciento a 38,60 dólares después de la noticia, para luego recortar ganancias para negociarse a 37,54 dólares.

Costolo anunció su renuncia en una conferencia telefónica y explicó que lo hacía antes de la selección de un nuevo presidente ejecutivo para garantizar la transparencia en el proceso de búsqueda.

El ejecutivo sostuvo que Twitter va a considerar candidatos internos y externos, y agregó que la empresa cuenta con el "equipo de gerencia más fuerte que haya tenido", lo que influyó en su decisión de renunciar.

Dorsey afirmó que la búsqueda no ha comenzado todavía, pero señaló que apuntaban a un presidente ejecutivo que use Twitter todos los días y "ame" el producto.

Anthony Noto, director financiero de Twitter, dijo que Costolo no recibió un paquete de indemnización porque renunció voluntariamente.

Costolo refirió que creía que el escrutinio sobre la empresa se iba a intensificar si permanecía como presidente ejecutivo durante el proceso de búsqueda. En un comunicado, afirmó que estaba "muy orgulloso" de sus seis años en Twitter.   Continuación...

 
El presidente de Twitter, Dick Costolo, sonríe durante un panel de discusión en la feria anual de Electrónica de Consumo, en Las Vegas, Nevada, 8 de enero de 2014. El presidente ejecutivo de Twitter Inc, Dick Costolo, anunció abruptamente su renuncia el jueves, en medio de una fuerte presión por el lento crecimiento de nuevos usuarios y la incapacidad para atraer a los anunciantes a la misma velocidad que sus competidores. REUTERS/Robert Galbraith