UE dice a Irlanda que trato fiscal con Apple fue una ayuda estatal

martes 30 de septiembre de 2014 12:05 GYT
 

Por Julia Fioretti y Tom Bergin

BRUSELAS/LONDRES (Reuters) - La Unión Europea acusó a Irlanda de dar ayuda estatal ilegal a Apple Inc., permitiendo que el fabricante del iPhone se ahorre miles de millones de dólares en impuestos a cambio de mantener los puestos de trabajo.

En una carta fechada el 11 de junio, pero publicada el martes, el comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, dijo a Dublín que los tratos fiscales acordados en 1991 y 2007 equivalen aparentemente a una ayuda estatal que podría haber infringido las leyes de la Unión Europea.

"La Comisión es de la opinión de que a través de esas resoluciones las autoridades irlandesas confieren una ventaja a Apple", escribió Almunia.

Apple argumenta que no recibió un trato selectivo, mientras que un portavoz del Gobierno irlandés se refirió a anteriores declaraciones que indicaban que siguieron las reglas de la UE.

El lunes, cuando se conoció el contenido de la misiva, el Departamento de Finanzas irlandés dijo que confiaba no haberse saltado las reglas de ayuda estatal y que respondió a la Comisión para tratar sus "preocupaciones y malentendidos".

La firma emplea a 4.000 personas en una planta manufacturera en Cork, en el suroeste de Irlanda, su única instalación fuera de Estados Unidos.

Apple, junto con otras multinacionales, vio cómo sus acuerdos eran puestos bajo la lupa en los últimos años, en un momento en que la evasión fiscal de las corporaciones pasó a lo más alto de la agenda política en Estados Unidos y Europa.

La Unión Europea (UE) también está investigando acuerdos impositivos entre la cadena de cafeterías Starbucks Corp y los reglamentos ofrecidos por Holanda y Luxemburgo a una subsidiaria del grupo automotriz Fiat.   Continuación...

 
El símbolo de Apple en su tienda principal en Nueva York. Imagen de archivo, 22 abril, 2014. La Unión Europea acusó a Irlanda de dar una ayuda estatal ilegal a Apple Inc. a través de un régimen fiscal que no tiene "ninguna base científica", el cual ayudó al fabricante del iPhone a ahorrar miles de millones de dólares en impuestos internacionales. REUTERS/Brendan McDermid