Nokia revive su marca con lanzamiento de tableta que busca rivalizar con iPad

martes 18 de noviembre de 2014 11:43 GYT
 

Por Jussi Rosendahl

HELSINKI (Reuters) - Nokia lanzó el martes su nueva tableta N1, que busca rivalizar con el iPad Mini de su rival Apple, justo seis meses después de que la compañía finlandesa vendió su atribulado negocio de dispositivos móviles a Microsoft por unos 7.000 millones de dólares.

Nokia, una firma que fue alguna vez sinónimo de celulares hasta que primero Apple y después Samsung Electronics la eclipsaron con la llegada de los teléfonos avanzados, anunció que la fabricación, distribución y ventas de la nueva tableta será realizada bajo licencia por la taiwanesa Foxconn.

El N1 tiene carcasa de aluminio, funciona con el sistema operativo Android Lollipop de Google y presenta la nueva interfaz Z Launcher.

Se espera que esté a la venta en China en el primer trimestre del próximo año por un precio estimado de 249 dólares antes de impuestos, antes de pasar después a otros mercados.

Sebastian Nystrom, jefe de productos en la unidad Technologies de Nokia, dijo que la compañía seguirá sacando nuevos dispositivos y que regresará en algún momento al negocio de los teléfonos avanzados con licencias de su marca.

"Como es costumbre, tras el acuerdo con Microsoft hay una transición y no podemos fabricar teléfonos avanzados (...) Tenemos un límite de tiempo y en 2016 podremos entrar de nuevo en este negocio", dijo Nystrom a Reuters.

"Sería una locura no considerar esa oportunidad. Por supuesto que la veremos", afirmó.

Microsoft retiró la semana pasada el nombre de Nokia en su último teléfono avanzado Lumia 535, que lleva su sistema operativo Windows Phone 8, pero aún utiliza la marca para dispositivos más básicos.   Continuación...

 
Sebastian Nystrom, jefe de productos en la unidad Technologies de Nokia, presenta la tableta N1 durante un evento en Helsinki, 18 noviembre, 2014. Nokia lanzó el martes su nueva tableta N1, que busca rivalizar con el iPad Mini de su rival Apple, justo seis meses después de que la compañía finlandesa vendió su atribulado negocio de dispositivos móviles a Microsoft por unos 7.000 millones de dólares. REUTERS/Heikki Saukkomaa/Lehtikuva 
ATENCIÓN EDITORES, ESTA IMAGEN FUE ENTREGADA POR UNA TERCERA PARTE