Ventas de teléfonos avanzados de Huawei Technologies se duplican con creces en China

miércoles 22 de julio de 2015 08:17 GYT
 

Por Yimou Lee y Gerry Shih

HONG KONG/PEKÍN (Reuters) - Huawei Technologies Co Ltd duplicó con creces sus ventas de teléfonos avanzados en China durante el primer semestre del 2015, desafiando la desaceleración que vive el mayor mercado de telefonía del mundo y que está afectando a rivales como Xiaomi y Samsung Electronics.

El cuarto mayor fabricante mundial de teléfonos avanzados había incumplido sus metas de envíos por dos años, pero el cambio de su estrategia a modelos premium de alta gama impulsó sus despachos globales en el periodo de enero a junio a 48,2 millones de unidades, reportó Huawei el miércoles.

La cifra pone a la compañía en camino a colocar 100 millones de teléfonos móviles este año, un 33 por ciento más que el año anterior.

El avance se produce casi tres años después de que la compañía con sede en Shenzhen decidiera modificar su negocio basado en productos más económicos y desafiar a Samsung y Apple en el mercado de teléfonos de alta tecnología, donde según analistas existe un creciente número de consumidores chinos dispuestos a pagar por modelos de alta gama.

La unidad de productos del consumidor de Huawei, que incluye a su segmento de teléfonos avanzados, registró ingresos globales de 9.090 millones de dólares en los primeros seis meses del año, un alza interanual del 69 por ciento.

La compañía elevó su objetivo de ingresos en el año a 20.000 millones de dólares desde los 16.000 millones de dólares previos. En China, donde Huawei vende la mayoría de sus teléfonos móviles, los ingresos del sector escalaron un 124 por ciento.

(Editado en español por Marion Giraldo)

 
Un trabajador ajusta el logo de Huawei en una feria en Hanover, 15 de marzo de 2015. Huawei Technologies Co Ltd duplicó con creces sus ventas de teléfonos avanzados en China durante el primer semestre del 2015, desafiando la desaceleración que vive el mayor mercado de telefonía del mundo y que está afectando a rivales como Xiaomi y Samsung Electronics. REUTERS/Morris Mac Matzen/Files