Los emails de Clinton contenían información clasificada, dice un inspector

sábado 25 de julio de 2015 06:46 GYT
 

Por Jonathan Allen

NUEVA YORK (Reuters) - Al menos cuatro correos electrónicos de la cuenta personal de la ex secretaria de Estado de Estados Unidos Hillary Clinton durante su tiempo en el cargo contenían información clasificada, según una carta del inspector del Gobierno que ha intensificado la polémica por los correos electrónicos en medio de la campaña presidencial de Clinton para las elecciones de 2016.

El inspector general que supervisa los organismos de inteligencia de Estados Unidos escribió el jueves una carta al Congreso que decía que tras el análisis del 40 por ciento de los cerca de 30.000 emails enviados o recibidos por Clinton se encontraron al menos cuatro que contenían información que el Gobierno había clasificado como secreta.

La información fue clasificada en el periodo en que los correos fueron enviados, según el inspector general, Charles McCullough.

"Esta información clasificada nunca debería haberse transmitido por un sistema personal desclasificado", dijo McCullough el viernes en un comunicado conjunto con su homólogo en el Departamento de Estado, Steve Linick.

La información aún permanece clasificada, dijo el comunicado.

Los emails en cuestión nos están entre aquellos que el Departamento de Estado, que planea publicar eventualmente tanta información como la ley permita, ya se han hecho públicos.

Clinton ha dicho que no había información clasificada en sus emails, una gran parte de los cuales entregó el año pasado al Departamento de Estado.

 
Al menos cuatro correos electrónicos de la cuenta personal de la ex secretaria de Estado de Estados Unidos Hillary Clinton durante su tiempo en el cargo contenían información clasificada, según una carta del inspector del Gobierno que ha intensificado la polémica por los correos electrónicos en medio de la campaña presidencial de Clinton para las elecciones de 2016. En la imagen, Clinton dando un discurso en Nueva York el 24 de julio de 2015. REUTERS/Shannon Stapleton