Obama expresará su preocupación por la ciberseguridad al presidente chino

martes 15 de septiembre de 2015 07:18 GYT
 

A BORDO DEL AIR FORCE ONE (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, elevará las preocupaciones sobre ciberseguridad a su par chino, Xi Jinping, cuando este mes se reúnan en Washington en medio de la creciente incertidumbre sobre el pirateo chino de objetivos comerciales y gubernamentales del país norteamericano, dijo la Casa Blanca.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, dijo que no ha habido avances en torno a las discusiones sobre potenciales sanciones contra el gigante asiático relacionadas con ciberataques, de cara a la visita de Xi.

Funcionarios estadounidenses mantuvieron las semana pasada una reunión con Meng Jianzhu, el jefe de la seguridad doméstica de China, para hablar sobre ciberseguridad.

"Creo que hemos sido muy contundentes en la descripción de los problemas que tenemos con el comportamiento de China en el ciberespacio. Hemos sido contundentes en nuestra evaluación de que ello tiene consecuencias importantes para nuestra economía y para nuestra seguridad nacional", añadió Earnest, a bordo del avión presidencial Air Force One mientras Obama volaba a Iowa.

El ministro de Relaciones Exteriores de China, Hong Lei, reiteró en su habitual rueda de prensa de los martes que China es contraria a los ciberdelitos.

"También estamos dispuestos a establecer una mayor comunicación y coordinación con Estados Unidos para marcar las reglas en comportamiento en Internet y tener un ciberespacio pacífico, abierto, y colaborativo", dijo Hong.

(Reporte de Roberta Rampton. Reporte adicional de Michael Martina en Pekín. Traducido por Redacción de Madrid. Editado en español por Marion Giraldo)

 
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, saluda en la Casa Blanca en Washington, 9 de septiembre de 2015. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, elevará las preocupaciones sobre ciberseguridad a su par chino, Xi Jinping, cuando este mes se reúnan en Washington en medio de la creciente incertidumbre sobre el pirateo chino de objetivos comerciales y gubernamentales del país norteamericano, dijo la Casa Blanca. REUTERS/Yuri Gripas