Apple promete donaciones para aliviar crisis migratoria en Europa

lunes 21 de septiembre de 2015 09:08 GYT
 

Por Julia Love

(Reuters) - Apple está intensificando la ayuda a los miles de migrantes que huye a Europa desde países devastados por la guerra, dijo el presidente ejecutivo de la compañía, Tim Cook, a los empleados en un mensaje interno difundido el viernes.

Cook escribió en un mensaje en la intranet de la empresa diciendo que Apple hará una "donación sustancial" a los organismos de ayuda a los migrantes y donará el doble de las donaciones realizadas por los empleados.

La compañía con sede en Cupertino, California, también está ofreciendo a los clientes la opción de donar a la Cruz Roja a través de sus tiendas App Store y iTunes Store.

"Apple está dedicada a promover los derechos humanos en todo el mundo", escribió Cook en el mensaje al que tuvo acceso Reuters. "Esperamos que las medidas que estamos realizando ayuden a hacer menos desesperada la situación para algunos y alivie las dificultades por las que muchos están pasando".

A medida que Europa se enfrenta con la peor crisis migratoria desde la Segunda Guerra Mundial, otros gigantes de Silicon Valley también se han comprometido a ayudar.

A principios de esta semana, Google lanzó una campaña para ayudar a los refugiados con la que recaudó 10 millones de dólares. (here)

La crisis en Europa ha empeorado con cientos de miles civiles tratando de escapar de cuatro años de guerra civil en Siria, además de los que huyen de los conflictos en Afganistán, Yemen, Irak y Libia.

(Información de Julia Love; traducido por Víctor Nauzet Hernández)

 
El presidente de Apple, Tim Cook agradece a los empleados que trabajaron en los últimos productos de la empresa durante un evento en San Francisco, California, el 9 de septiembre de 2015. Apple está intensificando la ayuda a los miles de migrantes que huye a Europa desde países devastados por la guerra, dijo el presidente ejecutivo de la compañía, Tim Cook, a los empleados en un mensaje interno difundido el viernes. Reuters/Beck Diefenbach