Proyecto de escaneo de libros de Google es legal, dice corte de apelaciones de EEUU

viernes 16 de octubre de 2015 12:01 GYT
 

Por Joseph Ax

NUEVA YORK (Reuters) - Una corte de apelaciones de Estados Unidos dictaminó el viernes que el plan de Google de escanear millones de libros para una biblioteca virtual no viola los derechos de propiedad intelectual, en un revés para un grupo de autores que afirmaba que el proyecto los privaba ilegalmente de ingresos.

La Corte de Apelaciones del Segundo Circuito de Nueva York dijo que el proyecto brinda un servicio público sin violar los derechos de propiedad intelectual.

Los autores habían demandado a Google, cuya matriz ahora se llama Alphabet Inc, en 2005, un año después del lanzamiento del proyecto, diciendo que impedía ilegalmente que recibieran ingresos.

Pero Google argumentó que el proyecto impulsaría las ventas de libros al hacer más fácil para los lectores hallar las obras, y a la vez presentarles libros que de otra manera no conocerían.

Un portavoz de Google y un abogado de los autores no respondieron de inmediato a pedidos para comentar sobre la decisión de la corte.

"La división de Google de la página en pequeños fragmentos está pensada para mostrar a quien busca el contexto suficiente vinculado al término de búsqueda para ayudarle a evaluar si el libro es de su interés (sin revelar tanto como para amenazar los derechos de autor)", escribió para la corte el juez Pierre Leval.

El proyecto Google Books comenzó luego de que la compañía acordó con varias bibliotecas importantes digitalizar libros en el mercado y agotados de sus colecciones.

(Editado en español por Patricia Avila)

 
Una persona observa el sitio web Google en la pantalla de un ordenador en Bruselas, mayo 30, 2014. Una corte de apelaciones de Estados Unidos dictaminó el viernes que el plan de Google de escanear millones de libros para una biblioteca virtual no viola los derechos de propiedad intelectual, en un revés para un grupo de autores que afirmaba que el proyecto los privaba ilegalmente de ingresos.
   REUTERS/Francois Lenoir