China trató de atacar a empresas de EEUU incluso después de ciberpacto: firma de seguridad

lunes 19 de octubre de 2015 09:35 GYT
 

Por Joseph Menn

(Reuters) - Piratas informáticos asociados con el Gobierno chino trataron de infiltrarse en al menos siete empresas estadounidenses en las tres semanas desde que Washington y Pekín acordaron no espiarse mutuamente por motivos comerciales, según una importante empresa de seguridad estadounidense.

CrowdStrike Inc dijo que un programa computacional que instaló en cinco empresas tecnológicas y dos farmacéuticas estadounidenses detectaron y rechazaron ataques informáticos que comenzaron el 26 de septiembre.

El 25 de septiembre, el presidente Barack Obama dijo que acordó con su par chino, Xi Jinping, que ninguno de los dos gobiernos respaldaría el robo informático de secretos corporativos para apoyar a empresas domésticas.

El cofundador de CrowdStrike Dmitri Alperovitch afirmó en una entrevista que creía que los piratas informáticos que atacaron a las siete compañía estaban afiliados con el Gobierno chino, basados, en parte, en los servidores y programas computacionales que usaron.

El software incluyó un programa conocido como Derusbi, explicó Alperovitch.

Los "beneficios primarios de la intrusión parecen claramente alineados con la facilitación del robo de propiedad intelectual y secretos comerciales en vez de realizar recolección tradicional de inteligencia para la seguridad nacional", afirmó CrowdStrike en una entrada de blog que sería publicada el lunes.

La portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Hua Chunying, reiteró que el Gobierno chino se opone a todas las formas de ataques informáticos o robo de secretos comerciales.

CrowdStrike afirmó que había notificado a la Casa Blanca sobre sus hallazgos, pero declinó a identificar a las empresas afectadas.

(Reporte de Joseph Menn en San Francisco, Jeff Mason en Washington y Ben Blanchard en Pekín. Editado en español por Patricio Abusleme)

 
Un hombre teclea en un ordenador en Varsovia el 28 de febrero de 2013. Piratas informáticos asociados con el Gobierno chino trataron de infiltrarse en al menos siete empresas estadounidenses en las tres semanas desde que Washington y Pekín acordaron no espiarse mutuamente por motivos comerciales, según una importante empresa de seguridad estadounidense. REUTERS/Kacper Pempel