Reino Unido anuncia nuevos poderes para espiar en la web, genera preocupación por privacidad

miércoles 4 de noviembre de 2015 18:09 GYT
 

Por Michael Holden y Kate Holton

LONDRES (Reuters) - Reino Unido anunció el miércoles planes para aumentar su poder de vigilancia, incluido el derecho a identificar qué páginas web visita la gente, medidas consideradas vitales por lo ministros para mantener seguro al país, pero que según los críticos es un ataque a las libertades.

La secretaria del Interior, Theresa May, dijo a los legisladores que el nuevo documento no tiene precedentes al detallar qué pueden hacer los espías y cómo serán supervisados.

"Tendrá las salvaguardas y las medidas de supervisión más fuertes", comentó. "Y dará a los hombres y mujeres de nuestras agencias de seguridad y de inteligencia (...) los poderes que necesitan para proteger a nuestro país".

Los proveedores de servicios de comunicación podrán ser requeridos para que guarden durante un año los datos de navegación por Internet de sus clientes.

May aseguró que muchas de las medidas de la nueva ley solo actualizan poderes existentes o los explican.

El acceso de policías y espías al uso en la web se limitaría a "historiales de conexión a Internet" -qué sitios web visitaron las personas, pero no qué páginas en particular- y no a su historial de navegación, declaró.

"Un historial de conexión a Internet es un historial del servicio de comunicaciones que usó una persona, no de cada página web a la que accedió", dijo May. "Se trata simplemente del equivalente moderno de una cuenta telefónica detallada".

El proyecto también fija obligaciones explícitas a los proveedores de servicios para que ayuden a interceptar datos y a "hackear" dispositivos sospechosos.   Continuación...

 
Ilustración fotográfica donde se aprecia la palabra "Password" en la pantalla de un ordenador en Berlín, mayo 21, 2013. Reino Unido anunció el miércoles planes para aumentar su poder de vigilancia, incluido el derecho a identificar qué páginas web visita la gente, medidas consideradas vitales por lo ministros para mantener seguro al país, pero que según los críticos es un ataque a las libertades.
 REUTERS/Pawel Kopczynski