Las redes sociales, tomadas por familiares que buscan víctimas y mensajes apoyo tras masacre en París

sábado 14 de noviembre de 2015 15:17 GYT
 

Por Raissa Kasolowsky

LONDRES (Reuters) - Miles de avisos por personas desaparecidas circulaban el sábado en Twitter, mientras que en Facebook aparecieron tildes verdes con el mensaje "estoy a salvo" en el perfil de muchos parisinos, que trataban de recuperarse del impacto causado por los ataques que dejaron al menos 129 muertos en la capital de Francia.

Instagram, Twitter y Facebook se vieron inundados con tributos, mensajes de condolencias y solidaridad para las víctimas y Francia, con los hashtag #PrayforParis y #PrayersforParis dominando las redes sociales.

"Estoy tratando de localizar a mi primo Callum Hamish MacDonald", escribió una mujer en Twitter. El hombre de 24 años, padre de un bebé, había sido visto por última vez en la sala del Bataclan, uno de los centros de las matanzas en París.

En tanto, un hombre que respondía al nombre de Jo escribió: "Mi novia estaba en el concierto. Me iba a comprometer con ella, no se si la volveré a ver". Su posteo en Twitter fue retuiteado unas 3.000 veces, con mucha gente enviándole mensajes de aliento.

Los usuarios de Twitter le pedían a los demás que usen la nueva herramienta de Facebook que permite apretar el botón de "Estoy a salvo" si quedaron en medio de un desastre o una emergencia. Facebook le informa automáticamente a sus contactos en la red social de la situación.

Muchas imágenes de perfil de usuarios franceses de Facebook todavía aparecían con fotos relacionadas con la campaña "Je suis Charlie" (Yo soy Charlie), que apareció en las redes sociales después del ataque militante en enero contra las oficinas de la publicación satírica Charlie Hebdo.

El grupo Estado Islámico reclamó la autoría de los ataques del viernes, que tuvieron lugar en varias zonas del corazón de París. Los militantes dijeron que el hecho fue una venganza por la política de Francia en Oriente Medio.

(Reporte adicional de Angela Moon en Nueva York; Editado en español por Javier Leira)