EEUU retira demanda contra Apple en Nueva York luego de que lograr acceder a iPhone

viernes 22 de abril de 2016 22:44 GYT
 

Por Nate Raymond

NUEVA YORK (Reuters) - El Departamento de Justicia de Estados Unidos desechó sus esfuerzos por obligar a Apple Inc a que ayudara a desbloquear un teléfono iPhone que es parte de un caso de narcotráfico en Nueva York, luego de que alguien entregó a las autoridades la clave para acceder al aparato.

En una carta presentada en una corte federal en Brooklyn, Nueva York, los fiscales dijeron que en la noche del jueves los investigadores utilizaron la clave para acceder al teléfono en la disputa, y como resultado "ya no se necesita la ayuda a Apple".

La carta representa el final repentino de un caso que era seguido de cerca, en el que el Departamento de Justicia apelaba al fallo de un juez federal que determinó que no podía obligar a Apple a ayudar a las autoridades.

El caso adquirió mayor relevancia después de que los fiscales desecharon una demanda similar que buscaba obligar a Apple a que ayudara a desbloquear un iPhone utilizado por uno de los atacantes de los tiroteos de San Bernardino en diciembre, luego de que una tercera parte brindó una manera de descifrarlo.

La portavoz del Departamento de Justicia Emily Pierce dijo que los casos "nunca se trataron de crear un precedente judicial, son sobre la capacidad de las agencias de la ley y la necesidad de acceder a evidencia en los aparatos conforme a lo dispuesto por órdenes legales y órdenes de allanamiento de tribunales".

Un portavoz de Apple rehusó realizar comentarios.

Los fiscales habían apelado a una decisión del 29 de febrero del juez James Orenstein que sostenía que él no tenía la autoridad para ordenar a Apple que deshabilite la seguridad de un teléfono incautado durante una investigación de narcotráfico.

El director del FBI, James Comey, dijo que el método utilizado para desbloquear el iPhone 5c de San Bernardino no funcionaría en otros modelos, incluido el iPhone 5s involucrado en el caso de Brooklyn.

(Reporte de Nate Raymond en Nueva York; Reporte adicional de Dustin Volz en Washington; Editado en Español por Ricardo Figueroa)