Google enfrenta multa récord de 3.000 mln euros de regulador antimonopolio de UE: Telegraph

domingo 15 de mayo de 2016 12:02 GYT
 

LONDRES, 15 mayo (Reuters) - Google enfrenta una multa antimonopolio récord cercana a 3.000 millones de euros (3.400 millones de dólares) de la Comisión Europea en las próximas semanas, publicó el diario británico Sunday Telegraph.

La Unión Europea acusa a Google de promover su servicio de compras en búsquedas de Internet a costas de servicios rivales en un caso que se ha arrastrado desde fines de 2010.

Varias personas familiarizadas con el asunto dijeron a Reuters el mes pasado que creían que luego de tres intentos fallidos para llegar a un compromiso en los últimos seis años, Google ahora no tenía planes de intentar resolver las acusaciones, a menos que el regulador de la Unión Europea cambie su postura.

El Telegraph citó a fuentes cercanas a la situación que dijeron que funcionarios planeaban anunciar la multa tan pronto como el mes próximo, pero que aún no había sido finalizada.

A Google también se le prohibirá seguir manipulando los resultados de búsqueda para favorecerse a sí misma y perjudicar a sus rivales, según el periódico.

La Comisión puede aplicar multas a empresas de hasta un 10 por ciento de sus ventas anuales, que en el caso de Google sería una sanción máxima posible de más de 6.000 millones de euros.

La mayor multa antimonopolios hasta la fecha fue de 1.100 millones de euros al fabricante de microchips Intel en 2009. La Comisión declinó a comentar, mientras que Google no respondió de inmediato a una solicitud para hablar sobre el tema.

(1 dólar = 0,8841 euros)

(Reporte de Kylie MacLellan en Londres y Foo Yun Chee en Bruselas. Editado en español por Patricio Abusleme)

 
En la imagen de archivo se aprecia el logo del Centro de Ingeniería Europeo de Google en Zúrich, el 16 de abril de 2015. Google enfrenta una multa antimonopolio récord cercana a 3.000 millones de euros (3.400 millones de dólares) de la Comisión Europea en las próximas semanas, publicó el diario británico Sunday Telegraph. REUTERS/Arnd Wiegmann