Justicia venezolana prohíbe a medios publicar videos de linchamientos

miércoles 8 de junio de 2016 19:57 GYT
 

CARACAS (Reuters) - El máximo tribunal de Venezuela prohibió el miércoles a los medios de comunicación publicar videos de linchamientos por considerar que crean "zozobra e incertidumbre", en momentos en que la violencia se ha acentuado en el país petrolero en el marco de un agravamiento de la crisis económica.

Venezuela atraviesa por una difícil situación, reconocida por el presidente Nicolás Maduro, con una inflación de tres dígitos, recesión económica, escasez de alimentos y medicinas y delincuencia desbocada.

El mandatario socialista, de 53 años, culpa a la oposición y a algunos medios locales e internacionales de buscar sembrar zozobra para luego desbancarlo. Sus adversarios, sin embargo, niegan las acusaciones y señalan a Maduro como el principal responsable de la crisis, por lo que buscan un referéndum para revocar su mandato que concluye en el 2019.

"El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) ordenó la prohibición a los medios digitales 'La Patilla' y 'Caraota Digital', de la difusión de videos de linchamientos, a través de sus páginas de internet, así como en sus cuentas en redes sociales", dijo el TSJ en un comunicado, donde precisó que la medida se extiende a "todos los medios de comunicación".

"Los comunicadores sociales tienen el derecho de expresar periodísticamente un hecho noticioso (...) pero estos derechos no deben crear zozobra e incertidumbre en la población", agregó.

En Caracas y las principales ciudades de Venezuela, los linchamientos o intentos de ajusticiamientos han aumentado en los últimos meses, de acuerdo a grupos de derechos humanos y reportes de medios.

Organizaciones no gubernamentales (ONGs) creen que la justicia por mano propia está surgiendo como respuesta a la rampante delincuencia que ha colocado desde hace unos años a Venezuela como uno de los países con la mayor tasa de homicidios en el mundo, según Naciones Unidas.

La impunidad es otro de los factores detrás del fenómeno, según el Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) y otras agrupaciones que aseguran que sólo uno de cada 10 criminales atrapados por la policía acaba en la cárcel.

"La transmisión reiterada de los videos de linchamientos podrían exaltar estos hechos contrarios a la esencia misma de la convivencia social (...) fomentando la anomia, el irrespeto a las leyes y a los derechos humanos", explicó el TSJ.

(Reporte de Diego Oré; Editado por Ricardo Figueroa)