EXCLUSIVA-Google, Facebook avanzan hacia el bloqueo automático de vídeos extremistas

sábado 25 de junio de 2016 08:32 GYT
 

Por Joseph Menn y Dustin Volz

SAN FRANCISCO/WASHINGTON (Reuters) - Algunas de las webs más populares para ver vídeos han empezado a usar sin hacer ruido una automatización que elimina contenido extremista de sus páginas, según dos personas familiarizas con el proceso.

La iniciativa es un importante paso para las empresas de Internet que desean erradicar la propaganda violenta de sus páginas y están bajo presión de los gobiernos de todo el mundo mientras proliferan los atentados perpetrados por extremistas, desde Siria a Bélgica o Estados Unidos.

YouTube y Facebook están entre las páginas que están desplegando sistemas para bloquear o rápidamente eliminar vídeos del Estado Islámico u otro material similar, dijeron las fuentes.

La tecnología fue desarrollada originalmente para identificar y eliminar de las webs de vídeos contenido que contaba con protección de derechos de autor. Busca "hashes", un tipo de huella digital única que las empresas de Internet asignan automáticamente a vídeos específicos, permitiendo que todo el contenido que contenga esa huella sea borrado rápidamente.

Dicho sistema podría detectar intentos de volver a colgar contenido ya identificado como inaceptable, pero no bloquearía automáticamente vídeos que no se han publicado con anterioridad.

Las empresas no confirmaron que están usando estos métodos o estudiando cómo podría emplearse, pero muchas personas familiarizadas con la tecnología dijo que los vídeos publicados podrían ser contrastados con una base de datos de contenido prohibido para identificar nuevas publicaciones de, por ejemplo, una decapitación o un discurso que incite a la violencia.

Las dos fuentes no quisieron abordar cuánto recursos humanos se destinaban a revisar los vídeos que la tecnología identificada como iguales o casi iguales. Tampoco dijeron cómo identificaban los vídeos como extremistas en un primer momento.

(Información de Joseph Menn en San Francisco y Dustin Volz en Washington; Información adicional de Yasmeen Abutaleb y Jim Finkle; Editdo por Jonathan Weber y Bill Rigby; Traducido por Emma Pinedo en la Redacción de Madrid)