Colombia descarta bloquear plataforma de Uber pese a protestas de taxistas

martes 28 de junio de 2016 21:15 GYT
 

BOGOTÁ (Reuters) - Colombia descartó el martes la posibilidad de bloquear la plataforma tecnológica que permite la operación de transporte urbano Uber, pese a las protestas de cientos de taxistas que lo exigen, y dijo que para hacerlo es necesaria una orden de un juez.

Los taxistas de ciudades como Bogotá, Medellín, Cali, Cartagena y Barranquilla sostienen que el servicio de Uber, sin regulación en Colombia, les quita mercado y que los vehículos usados por esa firma no están obligados a cumplir normas como la prohibición de circular a determinadas horas del día, una medida para descongestionar el tráfico.

"Todas las aplicaciones gozan de presunción de legalidad", dijo a periodistas el ministro de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, David Luna. "Ninguna aplicación puede ser bloqueada o interpuesta a menos de que exista una orden del legislador o de un juez", agregó.

El funcionario explicó que el tema de la operación de servicios como Uber es regulado en Colombia por el Ministerio de Transporte, entidad que debe definir los requisitos para su funcionamiento.

Colombia reglamentó en noviembre pasado el servicio de transporte individual de lujo a través de plataformas tecnológicas, pero Uber no conformó una empresa de transporte como lo exige la ley.

De acuerdo con fuentes del Ministerio de Transporte el servicio que presta Uber en Colombia no está autorizado, por lo que se analizan mecanismos que le permitan tomar acciones legales.

Uber asegura que en Colombia cuenta con 30.000 socios conductores que atienden a unos 450.000 usuarios en 17 ciudades.

Cientos de taxistas protestaron de nuevo el martes en varias urbes colombianas contra Uber, que conecta a pasajeros y conductores a través de una aplicación para teléfonos móviles, en unas 400 ciudades alrededor del mundo.

En Londres, Nueva Delhi, Ciudad de México y Río de Janeiro, el servicio de Uber ha provocado protestas de taxistas, debido a que los vehículos de servicio público pagan costosas licencias para operar. El servicio también ha sido prohibido o restringido en otras ciudades.

(Reporte de Luis Jaime Acosta; Editado por Ricardo Figueroa)