Regulador Antimonopolio de la UE presenta cargos contra Google por tercera vez

jueves 14 de julio de 2016 10:44 GYT
 

BRUSELAS (Reuters) - El regulador Antimonopolio de la Unión Europea presentó cargos el jueves contra Google de Alphabet Inc por evitar que sus rivales compitan contra la compañía en el lucrativo mercado de publicidad en los motores de búsqueda, la tercera acusación que abre a la compañía.

La Comisión Europea también reforzó sus cargos previos contra el motor de búsqueda más famoso del mundo por favorecer en sus resultados de búsqueda a los servicios de compra de Google frente a los de sus rivales.

La Comisión dijo en un comunicado que había enviado "dos declaraciones de objeciones" a Google.

Los nuevos cargos acusan a Google de haber abusado de su posición dominante para prevenir artificialmente que sitios de internet de terceras partes colocaran anuncios de sus competidores.

El asunto está relacionado con la plataforma "AdSense for Search" de Google, en la que Google actúa como un intermediario para sitios de internet de minoristas en línea, operadores de telecomunicaciones o periódicos, que contienen motores de búsqueda que producen resultados que incluyen anuncios.

También dijo que había reforzado su conclusión preliminar de que Google había abusado de su posición dominante por favorecer sistemáticamente sus servicios de compra en sus páginas de búsqueda.

Google dijo que examinaría los cargos del regulador europeo contra la compañía y daría una detallada respuesta en las próximas semanas, añadiendo que cree en promover la competencia.

(Información de Foo Yun Chee; Editado por Philip Blenkinsop. Traducido por la Redacción de Madrid; editado por Carlos Aliaga vía Mesa Santiago)

 
El logo de Google en la puerta de la sede de la empresa en Hamburgo, 11 de julio, 2016. El regulador Antimonopolio de la Unión Europea presentó cargos el jueves contra Google de Alphabet Inc por evitar que sus rivales compitan contra la compañía en el lucrativo mercado de publicidad en los motores de búsqueda, la tercera acusación que abre a la compañía. REUTERS/Morris Mac Matzen