Messenger de Facebook alcanza 1.000 mln de usuarios 2 años después de lanzamiento como aplicación

miércoles 20 de julio de 2016 13:09 GYT
 

SAN FRANCISCO (Reuters) - El servicio Messenger de Facebook ya tiene más de 1.000 millones de usuarios, anunció el miércoles la compañía estadounidense, y se convirtió en una de las tres principales aplicaciones del mundo dos años después de su separación de la popular red social.

Facebook ahora tiene tres aplicaciones con más de 1.000 millones de usuarios, lo que destaca su dominio global en el mercado de programas para dispositivos móviles, donde utiliza su enorme base para obtener ingresos a partir de los anuncios publicitarios.

Su principal aplicación, Facebook, es la más popular, al contar con 1.500 millones de usuarios mensuales activos, seguidos por Messenger y WhatsApp, el servicio de mensajería que compró en 2014.

Los rivales más cercanos en cuanto a aplicaciones son Google Maps y YouTube, ambos controlados por Alphabet Inc, de acuerdo a datos independientes. Estos servicios no dan a conocer el número de usuarios mensuales de sus aplicaciones.

La red social de fotografías Instagram también está ganando popularidad y el mes pasado reportó que había superado la marca de 500 millones de usuarios.

Facebook convirtió a Messenger en una aplicación individual en 2014, al obligar a las personas a descargar el programa por separado en lugar de permitirles continuar usándolo como una herramienta incorporada a la red social.

La decisión inicialmente enojó a algunos usuarios, pero la aplicación ha ganado rápidamente popularidad luego que la compañía añadió una serie de características, como juegos.

(Reporte de Yasmeen Abutaleb en San Francisco. Editado en español por Marion Giraldo)

 
El logo de Facebook impreso en un autobús en Nueva York, jul 28, 2015. El servicio Messenger de Facebook ya tiene más de 1.000 millones de usuarios, anunció el miércoles la compañía estadounidense, y se convirtió en una de las tres principales aplicaciones del mundo dos años después de su separación de la popular red social.
 REUTERS/Brendan McDermid