Principales aerolíneas del mundo prohíben uso de teléfono Galaxy Note 7 de Samsung

sábado 10 de septiembre de 2016 17:45 GYT
 

Por Se Young Lee y Jeffrey Dastin

SEÚL/NUEVA YORK (Reuters) - Las principales aerolíneas del mundo prohibieron el uso de los teléfonos inteligentes Samsung Galaxy Note 7, luego que el regulador estadounidense advirtiera a los pasajeros no cargar o encender los dispositivos en los vuelos debido a fallas en las baterías.

Las tres mayores firmas del mundo por tráfico de pasajeros, American Airlines, Delta Air Lines y United Airlines, dijeron el viernes que los empleados dirán a los viajeros en los ingresos y al abordar el avión que mantengan los teléfonos apagados hasta desembarcar.

La semana pasada, Samsung Electronics Co Ltd llamó a revisión al Galaxy Note 7 en 10 mercados, incluyendo a Estados Unidos, diciendo que las baterías de los teléfonos tienden a quemarse.

La noche del jueves, la Administración Federal de Aviación (FAA) estadounidense dijo que los pasajeros no deberían cargar sus teléfonos mientras estaban en el aire ni mantenerlos en los equipajes.

"Planeamos apurar los nuevos envíos de Galaxy Note 7 empezando esta semana para aliviar cualquier preocupación de seguridad y reducir cualquier inconveniente para nuestros clientes", aseguró Samsung en un comunicado en respuesta a la advertencia de la FAA.

Las acciones de la compañía surcoreana bajaron un 3,9 por ciento el viernes. La Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de Estados Unidos advirtió contra utilizar los aparatos bajo cualquier circunstancia.

Por meses, los pilotos y los fabricantes de los aviones han planteado preocupaciones sobre las baterías de iones de litio, utilizadas por muchos dispositivos que van desde los teléfonos, pasando por laptops y hasta juguetes.

(Reporte de Se Young Lee en Seúl y Jeffrey Dastin en Nueva York; Reporte adicional de Victoria Bryan, editado en Español por Manuel Farías)

 
Un hombre camina al frente de una publicidad del teléfono Samsung Galaxy Note 7 en Londres, Gran Bretaña, 2 de septiembre de 2016.  REUTERS/Luke MacGregor