Julian Assange será interrogado el 17 de octubre en embajada

lunes 12 de septiembre de 2016 17:05 GYT
 

QUITO (Reuters) - La fiscalía ecuatoriana anunció el lunes que interrogará al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, el próximo 17 de octubre en la embajada del país en Londres, donde el experto en informática ha estado asilado por más de cuatro años.

En el interrogatorio estarán presentes la fiscal jefe de distrito sueca Ingrid Isgren y la investigadora Cecilia Redell, inspectora de la Policía Criminal de Estocolmo.

Suecia había solicitado permiso a Ecuador para interrogar a Assange por cargos de violación, lo que se concreta tras la firma de un acuerdo el año pasado entre ambos países para facilitar el interrogatorio.

El interrogatorio se iniciará a las 10.00 hora de Londres (0900 GMT) del 17 de octubre. "El trabajo posterior a ese día dependerá de la información que entregue Julian Assange", explicó la fiscalía ecuatoriana en un comunicado.

Assange se refugió en la embajada de Ecuador en Londres en junio de 2012 para evitar su extradición a Suecia. El ciudadano australiano teme que Estocolmo lo extradite a Estados Unidos, donde sigue abierta una investigación penal por la filtración de documentos gubernamentales a través de WikiLeaks.

La Fiscalía ecuatoriana nombró al funcionario Wilson Toainga para que realice el interrogatorio, en base a un pliego de preguntas entregado por el Ministerio de Justicia sueco dentro de una investigación por una supuesta violación.

La diligencia podría incluir una "posible toma de muestras de fluidos corporales", añadió el comunicado.

Las autoridades del país andino dijeron que la versión a Assange se tomará "con el consentimiento de la persona y sin forzarla físicamente".

(Reporte de Alexandra Valencia; Editado por Javier López de Lérida)

 
Trabajadores, en frente de la embajada de Ecuador en Londres. 11 de agosto de 2016. La fiscalía ecuatoriana anunció el lunes que interrogará al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, el próximo 17 de octubre en la embajada del país en Londres, donde el experto en informática ha estado asilado por más de cuatro años. REUTERS/Peter Nicholls