Ecuador restringe acceso a parte de su sistema comunicación en embajada en Reino Unido

martes 18 de octubre de 2016 21:32 GYT
 

QUITO (Reuters) - Ecuador reconoció el martes que restringió de manera temporal el acceso a parte del sistema de comunicaciones en su embajada en Londres, donde permanece asilado el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, en ejercicio de su "derecho soberano".

WikiLeaks acusó el lunes a Ecuador de interrumpir el acceso a Internet a Assange, poco después de la divulgación de los discursos de la candidata demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton, en Goldman Sachs. [nL1N1CO0AK]

La publicación de los documentos por parte de WikiLeaks en las últimas semanas tiene, a criterio del Gobierno ecuatoriano, un "impacto" sobre la campaña electoral en Estados Unidos.

"El Gobierno del Ecuador respeta el principio de no intervención en los asuntos de otros países, no se inmiscuye en procesos electorales en curso ni apoya a un candidato en especial", dijo la cancillería en un comunicado oficial.

"En este sentido, Ecuador, en ejercicio de su derecho soberano, ha restringido temporalmente el acceso a parte de su sistema de comunicaciones en su Embajada en el Reino Unido", agregó, señalando que la información publicada por WikiLeaks es de "exclusiva responsabilidad" de la organización.

Assange reside y trabaja en la embajada de Ecuador en la capital británica desde junio del 2012, tras haber recibido asilo en la representación diplomática después de que una corte ordenara su extradición a Suecia para ser interrogado en un caso de abuso sexual que involucra a dos mujeres.

El hecho generó reportes que argumentaban que Estados Unidos pidió a funcionarios ecuatorianos que eviten que Assange publique documentos relacionados con Clinton, lo que Washington dijo son afirmaciones falsas.

"Aunque la preocupación de Estados Unidos por el tema de WikiLeaks es de larga duración, cualquier sugerencia de que el Secretario de Estado, John Kerry, haya estado involucrado en el cierre de WikiLeaks no tiene ningún fundamento", dijo el portavoz del Departamento de Estado Jhon Kirby, según fue citado en un comunicado de la Embajada estadounidense en Quito.

Ecuador aseguró que la medida no impide que la organización lleve a cabo sus "actividades periodísticas". Pero aclaró que su política exterior responde a "decisiones soberanas y no cede ante presiones de otros países".   Continuación...