JUEGOS-Pekín dice no extenderá control de autos tras Olímpicos

miércoles 13 de agosto de 2008 12:01 GYT
 

Por Ben Blanchard

PEKIN (Reuters) - Pekín no extenderá tras los Juegos Olímpicos las medidas para el control de vehículos, que lograron reducir a la mitad la cantidad de autos en las calles a pesar del éxito que tuvieron al frenar la polución y la congestión de tránsito, dijo el miércoles un funcionario.

Pero Zhou Zhengyu, subdirector del Comité Municipal de Comunicaciones de Pekín, agregó que espera que los ciudadanos continúen tomando transporte público por su propia voluntad y que dejen los autos en casa una vez que los Olímpicos hayan terminado.

El plan, que se extiende desde el 20 de julio hasta 20 de septiembre, prohibe la circulación de autos, en días alternos, dependiendo de que su patente o placa sea par o impar, y forma parte de las medidas de emergencia tomadas por Pekín para disminuir el nivel de esmog que puede afectar a los atletas.

"Estas medidas restrictivas son temporales," dijo Zhou en una conferencia de prensa. "En este momento nos vamos a atener a las medidas anunciadas," aseguró.

Muchos ciudadanos, que primero se quejaron de que las restricciones eran inconvenientes, especialmente los dueños de autos, ahora se dan cuenta que tomar transporte público no es tan malo después de todo, cuando se observan claramente los beneficios en el medio ambiente con la reducción de la polución, añadió.

El mes pasado Pekín tuvo 26 días de "cielo azul," en términos chinos "días con bastante buena calidad de aire," tres más que en julio del año pasado. Los primeros tres días de agosto hubo "aire de primera calidad," según medios estatales.

"Está ocuriendo un cambio en las personas, que están aprendiendo sobre los transportes públicos durante los Juegos," dijo Zhou. "Y esperamos que sean más los que puedan ver el lado positivo de su utilización," comentó.

En un país cuya economía en auge está poniendo dinero en el bolsillo de la gente por primera vez, existe un rápido crecimiento en la venta de automóviles.   Continuación...