Fiscal surcoreano acusa a líder de Samsung por evasión impuestos

jueves 17 de abril de 2008 07:53 GYT
 

SEUL (Reuters) - El fiscal especial surcoreano que investiga las acusaciones de corrupción en el Grupo Samsung acusó formalmente el jueves a Lee Kun-hee, máximo dirigente del grupo y uno de los empresarios más poderosos del país, por evasión de impuestos y prevaricación.

La investigación se inició en enero después de que un antiguo asesor legal de alto nivel de la empresa acusara a algunos de sus directivos de ocultar dinero y mantener un fondo de más de 200 millones de dólares para sobornar a funcionarios.

El fiscal especial ha acusado también a otros nueve directivos de Samsung, aunque indicó que ni ellos ni Lee serán arrestados.

Lee podría enfrentarse a una pena de prisión de entre cinco años y la cadena perpetua, aunque según los analistas es probable que escape a una sentencia larga en la cárcel porque los jueces surcoreanos se mustran indulgentes con los líderes corporativos, al considerar que encarcelarlos podría afectar a la economía surcoreana.

"Los delitos de los que se acusa hoy son graves, porque el volumen de impuestos evadidos y los beneficios obtenidos de forma fraudulenta fueron cifras astronómicas," afirmó el fiscal en sus conclusiones.

El fiscal especial absolvió a Samsung de las acusaciones de soborno, pero indicó que existía una conspiración en la empresa para ocultar miles de millones de dólares en activos de Lee, y que los directivos también trabajaron para transferir dinero en secreto a los hijos de Lee.

Un portavoz del Grupo Samsung declinó hacer comentarios.

Samsung Electronics, el mayor fabricante del mundo de procesadores de memoria para computadoras y televisiones de pantalla plana, es el buque insignia del Grupo Samsung.

Los grupos familiares surcoreanos, conocidos como "chaebol" y que sacaron a Corea del Sur de la ruina de la Guerra (1950-1953) para convertirla en la cuarta economía asiática, han sido acusados durante años de poca transparencia en su gestión.   Continuación...

 
<p>Promoci&oacute;n de un tel&eacute;fono m&oacute;vil Samsung en Se&uacute;l, 17 abril 2008. El fiscal especial surcoreano que investiga las acusaciones de corrupci&oacute;n en el Grupo Samsung acus&oacute; formalmente el jueves a Lee Kun-hee, m&aacute;ximo dirigente del grupo y uno de los empresarios m&aacute;s poderosos del pa&iacute;s, por evasi&oacute;n de impuestos y prevaricaci&oacute;n. La investigaci&oacute;n se inici&oacute; en enero despu&eacute;s de que un antiguo asesor legal de alto nivel de la empresa acusara a algunos de sus directivos de ocultar dinero y mantener un fondo de m&aacute;s de 200 millones de d&oacute;lares para sobornar a funcionarios. Photo by Lee Jae-Won/Reuters</p>