18 de enero de 2008 / 16:53 / en 10 años

Ecuador mantiene concesión a filial América Móvil

QUITO (Reuters) - Ecuador ratificó el viernes la concesión que le permite operar en el negocio de la telefonía móvil a la filial de la compañía mexicana América Móvil, con lo que desestimó el pedido de un regulador para que se expulsara del país andino a la empresa por incurrir en fallas técnicas.

“El contrato (de concesión) continúa,” dijo el secretario nacional de Telecomunicaciones, Jaime Guerrero, quien actúa como ente rector del sector, al determinar la suerte de América Móvil .

La resolución de la Secretaría Nacional de Telecomunicaciones (Senatel) representó un respiro para la empresa líder en el mercado local de las telecomunicaciones móviles y abrió el camino para que amplíe por 15 años su actual concesión, que concluye este año.

Porta, nombre comercial con el que opera América Móvil, enfrentaba una investigación que podía llevar a la caducidad de su contrato y la reversión de su concesión a manos estatales, por fallas del servicio que afectaron en septiembre a más de cinco millones de usuarios.

La Superintendencia de Telecomunicaciones (Suptel), que actúa como el organismo de supervisión técnica del mercado, acusó a Porta de una “grave degradación” en la calidad del servicio y demandó que la Senatel pusiera fin a su presencia en Ecuador.

La empresa calificó como “fortuita” la falla que desató el conflicto y suspendió las comunicaciones por 15 horas.

La Senatel acogió la postura de la compañía y aseguró que ha tomado las medidas para remediar el incumplimiento y asegurar que sus clientes accedan a servicios de calidad.

Porta cuenta con unos 6,7 millones de abonados o 68 por ciento del total nacional, según datos oficiales. Las otras operadoras son Movistar, del grupo español Telefónica, y la estatal Alegro.

OTROS PROBLEMAS EN AGENDA

La vigencia de su contrato de concesión no es el único problema que enfrenta la empresa en Ecuador, en su cruzada por defender sus inversiones.

El organismo de recaudación tributaria, SRI, lleva adelante una investigación tras encontrar indicios de que la telefónica evade y elude impuestos.

El organismo considera sospechoso que la empresa haya pagado en los últimos cuatro años 4 millones de dólares por Impuesto a la Renta (IR), pese a registrar ventas por más de 2.000 millones de dólares. Porta ha negado las acusaciones y defendido sus declaraciones de impuestos.

La empresa se encuentra bajo fuego además porque el presidente nacionalista Rafael Correa criticó la calidad de sus servicios y sus altas tarifas, que pueden fluctuar hasta alcanzar los 50 centavos de dólar por minuto, por lo que ha demando su reducción en la negociación de los nuevos contratos.

La meta de Correa, quien afirma liderar una revolución socialista, es conseguir reglas de juego para las telefónicas foráneas, incluida Movistar, que aseguren una valoración adecuada de la concesión, mejores servicios, una mayor carga tributaria y una reducción de las tarifas.

Correa ha advertido que no dudará en revertir la concesión de Porta o Movistar si la renegociación no satisface los intereses del país. Los contratos deberían finiquitarse en las próximas semanas.

Los anteriores contratos, en los que existen una serie de garantías a favor de las compañías, incluida la imposibilidad de que el Estado fije directamente tarifas, fueron suscritos a mediados de la década de 1990.

Por Redacción Quito. Editado por Javier López

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below