Satélites rastrean con chips a víctimas de secuestro en México

sábado 23 de agosto de 2008 11:40 GYT
 

Por Mica Rosenberg

QUERETARO, México (Reuters) - Adinerados mexicanos, aterrorizados por el aumento de secuestros, están gastando miles de dólares en implantar bajo su piel diminutos transmisores para que satélites puedan ayudar a encontrarlos en caso de ser llevados a escondites de delincuentes.

El secuestro creció casi 40 por ciento entre el 2004 y el 2007 de acuerdo a cifras oficiales. Los niveles de raptos en México se encuentran entre los más altos junto con países en conflicto como Colombia o Irak.

El reciente secuestro y asesinato de Fernando Martí, de 14 años, hijo de un conocido empresario, desató una protesta en el país, acostumbrado a la delincuencia y a homicidios.

Más personas, entre ellas también de clase media, están buscando el pequeño chip diseñado por Xega, una firma mexicana de seguridad cuyas ventas han crecido este año un 13 por ciento. La empresa aseguró que tiene más de 2.000 clientes.

Pero críticos dicen que el chip no sirve realmente para dar seguridad a quienes lo portan.

La empresa inyecta con una jeringa el chip, que tiene el tamaño y forma de un grano de arroz y está dentro de una cápsula de vidrio.

Un transmisor en el chip envía una señal de radio a un receptor más grande que tiene el cliente y que cuenta con un sistema global de localización, dijo Xega. Un satélite puede ubicar la ubicación de la persona en una situación de violencia.

A Cristina, de 28 años, quien no quiso dar su apellido, se le colocó el año pasado un chip junto con siete miembros de su familia como una "medida preventiva."   Continuación...