24 de abril de 2008 / 12:29 / hace 9 años

La Iglesia expone el cuerpo de un monje santo en Italia

4 MIN. DE LECTURA

<p>El cuerpo del monje santo Padre Pio en San Giovanni Rotondo, 24 abr 2008. Un gran n&uacute;mero de peregrinos cat&oacute;licos se congregaba el jueves en un peque&ntilde;o pueblo del sur de Italia para rezar, a la espera de la exhibici&oacute;n del cuerpo de un monje santo prevista para m&aacute;s tarde. El cuerpo del fraile, que muri&oacute; en 1968 y supuestamente presenta estigmas -marcas de la crucifixi&oacute;n-, se colocar&aacute; el jueves en un ata&uacute;d de vidrio en la localidad de San Giovanni Rotondo. Photo by Alessandro Bianchi/ReutersAlessandro Bianchi (ITALY)</p>

Por Philip Pullella

SAN GIOVANNI ROTONDO, Italia (Reuters) - Un gran número de peregrinos católicos se congregaba el jueves en un pequeño pueblo del sur de Italia para rezar, a la espera de la exhibición del cuerpo de un monje santo prevista para más tarde.

El cuerpo del fraile, que murió en 1968 y supuestamente presenta estigmas -marcas de la crucifixión-, se colocará el jueves en un ataúd de vidrio en la localidad de San Giovanni Rotondo.

"Yo conocí al Padre Pío, él salvó mi vida de una terrible enfermedad," dijo una anciana italiana que había acudido al lugar.

"Yo trabajé como asistenta en el norte y me trasladé aquí después de estar curada, y a veces caminaba 20 kilómetros con él hasta el Monte Sant' Angelo (un lugar sagrado)," afirmó la mujer, que se negó a proporcionar su nombre, su edad y la enfermedad que supuestamente sufría.

Después le sugirió al periodista que "fuera a la misa y rezase por el Padre Pío en vez de hablar con ella."

El cuerpo del padre Pío fue exhumado de una cripta el 3 de marzo y encontrado en "condiciones aceptables" después de permanecer 40 años enterrado. Desde entonces, un equipo médico prepara el cuerpo para su exhibición, prevista para las 13.00 hora local del jueves (1100 GMT), tras una misa al aire libre a la que se espera que asistan 15.000 personas.

Unas 750.000 personas de todo el mundo, la mayoría italianos, han hecho reservas para ver el cuerpo hasta finales de diciembre, según la Iglesia. Cerca de 7.200 personas visitarán el ataúd cada día.

Un sondeo del 2006 de la revista católica Famiglia Cristiana reveló que los católicos italianos se encomiendan al Padre Pío antes que a cualquier otro icono del santoral, incluyendo a la Virgen María y a Jesús.

Una de las historias que rodean al monje, que en vida se llamaba Francesco Forgione y murió a la edad de 81 años, es que una noche se enfrentó al demonio en la celda de su monasterio.

También se dice que podía predecir el futuro y estar en dos sitios al mismo tiempo, y que adivinaba los pecados de la gente.

El Papa Juan Pablo II lo santificó en el 2002, en una ceremonia a la que asistió una de las multitudes más grandes congregadas en la Ciudad del Vaticano, después de que la Iglesia afirmara haber hallaado pruebas de la cura milagrosa de una mujer en la que el monje, ya muerto, habría intercedido.

Sin embargo, tanto durante su vida como después de su muerte se produjeron persistentes acusaciones de que todo era un fraude. Un libro aparecido el año pasado sugiere que las marcas de la cruz podrían haber sido obra del propio monje, que habría utilizado ácido carbónico para imitar las llagas de la crucifixión.

Traducida por Servicio Online de Madrid; editada por Hernán García

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below