27 de febrero de 2008 / 14:53 / hace 9 años

Reguladores nacionales se oponen a reforma telecomunicaciones UE

3 MIN. DE LECTURA

Por Huw Jones

BRUSELAS (Reuters) - Los reguladores de las telecomunicaciones en los estados miembros de la Unión Europea propusieron el miércoles reforzar su coordinación para acabar con los planes del órgano ejecutivo europeo de crear una nueva autoridad regulatoria común a toda la unión.

La comisaria de Telecomunicaciones de la UE, Viviane Reding, propuso un nuevo organismo que ayude a reforzar las normas de telecomunicaciones en el bloque, impulsar la competencia y reducir los precios a los consumidores.

Ese nuevo cuerpo, que respondería ante la Comisión y el Parlamento europeos, forma parte de un paquete propuesto por Reding para actualizar las normas de las telecomunicaciones comunitarias, que tendría que aprobarse en el Parlamento europeo y en los estados miembros.

Pero los entes nacionales, respaldados por los grandes estados de la unión como Reino Unido y Francia, afirmaron que crear un nuevo organismo común es innecesario y, en vez de eso, prefieren reforzar el ya existente Grupo Regulador Europeo (ERG, por su sigla en inglés), un organismo informal al que, según los críticos, le falta fuerza.

Ofcom, que regula las telecomunicaciones británicas, advirtió que la propuesta de Reding afectaría al equilibrio de poder entre los estados y Bruselas, ya que le daría más poder a la Comisión para imponer medidas de regulación en un estado miembro.

Una nueva agencia bajo la supervisión de la UE y la Comisión no sería totalmente independiente, dijo el presidente ejecutivo de Ofcom, Ed Richards, en una audiencia ante el Parlamento Europeo sobre el paquete de propuestas de Reding.

"Agradezco mucho que el ERG haya acordado de forma unánime colaborar en el desarrollo de propuestas para una mejora significativa del ERG," dijo Richards. Este avance del organismo implicaría la toma de decisiones por mayoría.

"La propuesta que he puesto sobre la mesa es el único modo de que los reguladores nacionales jueguen el papel que deben jugar," declaró Reding.

El ERG es demasiado débil y algunos organismos son incapaces de mantener sus posiciones frente a sus gobiernos o las grandes operadoras, añadió la comisaria.

Sin embargo, los parlamentarios indicaron que el plan de Reding tendría que cambiarse.

"La mayoría nos oponemos a una nueva autoridad," afirmó Jorgo Chatzimarkakis, un eurodiputado liberal.

Traducido al español por servicio online de Madrid, Editado en español por Ignacio Badal

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below