Investigadores regeneran pelos cruciales en oído interno ratones

jueves 28 de agosto de 2008 11:23 GYT
 

WASHINGTON (Reuters) - Investigadores que trabajan con ratones lograron regenerar los pequeños pelos en el oído interno que son cruciales para la audición e informaron que sus descubrimientos podrían conducir a formas de curar la sordera en los seres humanos.

La pérdida de los diminutos pelos de la cóclea, o de los nervios que los controlan, es la causa más común de sordera y los mamíferos son incapaces de regenerarlos.

John Brigande y sus colegas de la Oregon Health & Science University usaron terapia genética para restaurar las células de los pelos de la cóclea en ratones.

En un artículo publicado en la revista Nature, los científicos dijeron que la ingeniería genética que aplicaron a fetos de ratones mientras aún estaban en el vientre de la madre hizo que las células no sensitivas se convirtieran en células de pelos.

"Un enfoque para restaurar la función de audición es reemplazar las células defectuosas con nuevas células sanas," dijo Brigande en un comunicado.

"Nuestro trabajo demuestra que se pueden producir células auditivas funcionales en la cóclea mamaria," agregó el texto.

El doctor Anthony Ricci, de la Escuela de Medicina de la Stanford University en California, demostró que las células de pelos parecen funcionar normalmente.

"Aún queda por resolver si la transferencia genética a un ratón sordo llevará a la producción de células saludables que permitirían la audición. Sin embargo, hemos dado un importante paso hacia definir un enfoque que podría llevar a una intervención terapéutica para la pérdida de audición," indicó Brigande.

Esos pequeños pelos comienzan a fallar o desaparecen naturalmente cuando la gente envejece y pueden ser rápidamente dañados por ruidos fuertes prolongados.

Aunque la terapia genética todavía es altamente experimental en las personas, los investigadores dijeron que el entendimiento de como activar los genes podría llevar a otras maneras para tratar la sordera.

(Reporte de Maggie Fox; Editada en español por Ana Laura Mitidieri)