Hombre que vendía su vida en eBay recibe menos de lo esperado

domingo 29 de junio de 2008 08:22 GYT
 

SYDNEY (Reuters) - Un hombre que puso su vida a la venta en eBay se encontró con que no valía tanto como pensaba cuando cerró el trato por 100.000 dólares australianos (60.000 euros) menos de lo que había establecido como precio de salida.

Ian Usher, de 44 años, sostuvo una subasta durante 7 días de todas sus pertenencias, incluyendo una casa de tres habitaciones en Perth y un período de prueba para su trabajo en una tienda de alfombras, después de que terminara su matrimonio de cinco años.

Las pujas habían alcanzado los 2,2 millones de dólares australianos, pero Usher descubrió que se trataba de un fallo en el sistema de eBay, que permite la participación de usuarios no registrados en el portal en la subasta.

Al final el ganador de la contienda acordó pagar 399.300 dólares australianos (380.286 dólares) por todos los bienes de Usher, que además incluyen a sus amigos, su moto y su perro. Según informó el portal de eBay, el comprador misterioso se apoda "mslmcc" y reside en Australia.

Usher, que actualizaba la información sobre la marcha de la subasta a través del sitio www.alife4sale.com, ahora planea viajar en búsqueda de una nueva vida.

Este hombre residente en Australia no es la primera persona en poner su vida en el escaparate virtual para venderla.

El estadounidense John Freyer comenzó esta práctica de "toda mi vida a la venta" en 2001 cuando vendió todas sus posesiones por eBay, dedicándose después a visitar a las personas que compraron sus pertenencias.

Adam Burtle, un estudiante estadounidense de 20 años, puso su alma en venta en eBay en 2001, alcanzando un precio de 400 dólares cuando eBay decidió cancelar la subasta esgrimiendo que los bienes deben ser tangibles.

($1 = A$1.05)

(Reporte de James Thornhill; Traducido por el Servicio Online en Madrid)

 
<p>Fotograf&iacute;a sin fechar de Ian Usher en una playa australiana,18 jun 2008.Un hombre que puso su vida a la venta en eBay se encontr&oacute; con que no val&iacute;a tanto como pensaba cuando cerr&oacute; el trato por 100.000 d&oacute;lares australianos (60.000 euros) menos de lo que hab&iacute;a establecido como precio de salida. Ian Usher, de 44 a&ntilde;os, sostuvo una subasta durante 7 d&iacute;as de todas sus pertenencias, incluyendo una casa de tres habitaciones en Perth y un per&iacute;odo de prueba para su trabajo en una tienda de alfombras, despu&eacute;s de que terminara su matrimonio de cinco a&ntilde;os. Photo by (C) HO NEW / REUTERS/Reuters</p>