La crisis económica podría dañar las ventas de Nokia

miércoles 8 de octubre de 2008 18:48 GYT
 

Por Tarmo Virki

HELSINKI (Reuters) - Nokia, el mayor fabricante de teléfonos celulares del mundo, podría registrar una caída de los beneficios en su tercer trimestre fiscal respecto al año pasado, ya que la crisis económica ha afectado la cantidad de dinero que los consumidores destinan a dispositivos electrónicos.

El grupo finlandés advirtió el 5 de septiembre que su cuota de mercado en el tercer trimestre va a descender y dijo que esperaba que el mercado se viera afectado en 2008 por una menor confianza de los consumidores.

También se refirió a la dura competencia en los mercados emergentes, su bastión tradicional.

Se espera que Nokia venda 120 millones de teléfonos en el trimestre, un aumento de sólo un siete por ciento con respecto al año anterior, con la caída de las ventas en los mercados de países desarrollados opacando el crecimiento de los mercados emergentes.

Nokia había tenido cifras con un crecimiento superior al 20 por ciento durante varios trimestres.

Los analistas esperan que sus ventas de móviles caigan un dos por ciento con respecto al trimestre anterior, mientras la empresa ha evitado la batalla de precios más dura, esperando defender sus beneficios.

El 5 de septiembre, la compañía se aferró a sus previsiones sobre un crecimiento del volumen del mercado de al menos un 10 por ciento y agregó que esperaba tener un aumento de su cuota de mercado.

Nokia tiene un posición fuerte en los mercados emergentes, acaparando más de la mitad de las ventas del sector en Africa y en muchos países de Asia.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo del logo de Nokia en su sede general de Helsinki, 9 jul 2008. Nokia, el mayor fabricante de tel&eacute;fonos celulares del mundo, podr&iacute;a registrar una ca&iacute;da de los beneficios en su tercer trimestre fiscal respecto al a&ntilde;o pasado, ya que la crisis econ&oacute;mica ha afectado la cantidad de dinero que los consumidores destinan a dispositivos electr&oacute;nicos. REUTERS/Bob Strong</p>