Nuevo método genera células madre de un modo seguro en ratones

viernes 10 de octubre de 2008 10:54 GYT
 

WASHINGTON (Reuters) - Un grupo de investigadores japoneses que inventó una forma para crear poderosas células madre a partir de células comunes dijo que ahora descubrió un modo más seguro de hacerlo.

El equipo de Shinya Yamanaka, de la Universidad de Kioto en Japón, inventó una nueva forma de transformar las células comunes en células madre similares a las embrionarias, llamadas iPS, usando un anillo de material genético llamado plásmido.

En su trabajo con ratones, los expertos generaron células madre pluripotentes inducidas, o iPS, e indicaron que creen que el método puede funcionar en las personas también. Se trata de un paso importante en el nuevo campo de la medicina regenerativa.

Las células madre son el material celular maestro del organismo, dado que pueden originar todos los tejidos y órganos y la sangre. Las células madre embrionarias son consideradas el tipo más poderoso, porque tienen el potencial de generar cualquier tipo de tejido.

Pero las células madre embrionarias son difíciles de crear, ya que requieren el uso de un embrión o de tecnología de clonación. Muchas personas objetan estos procedimientos y muchos países, incluido Estados Unidos, limitan la financiación para ese tipo de experimentos.

En el último año, varios equipos de científicos informaron encontrar una serie de genes que pueden transformar células comunes de la piel en iPS, que lucen y actúan como células madre embrionarias.

Para colocar estos genes en las células, tenían que usarse retrovirus, que integran su propio material genético en las células que infectan. Pero esto puede ser peligroso y puede causar tumores o quizá otros efectos.

El mes pasado investigadores estadounidenses aplicaron el mismo procedimiento pero usando virus inofensivos llamados adenovirus, pero el método no fue eficiente. Además, colocar cualquier tipo de virus en el cuerpo puede implicar riesgos.

El equipo de Yamanaka probó varios métodos distintos pero finalmente unieron tres de los genes necesarios en un plásmido y el cuarto en otro, y los trasplantaron a las células de un embrión de ratón.   Continuación...