Alemán pierde apelación en espeluznante caso de canibalismo

viernes 24 de octubre de 2008 18:34 GYT
 

KARLSRUHE, Alemania (Reuters) - Un ingeniero alemán que mató y devoró a una persona que se lo había pedido deberá pasar el resto de sus vida en la cárcel por el asesinato, después de que una corte rechazara su apelación en un caso de alto perfil que impactó al país.

La corte constitucional en Karlsrube descartó la apelación de Armin Meiwes, quien había argumentado que no podía ser condenado de asesinato porque su víctima aceptó morir y ser devorada.

En un historia que horrorizó a Alemania, Meiwes encontró a su víctima, Bernd-Juergen Brandes, a través de internet. El gerente de informática Brandes había publicado un aviso para cualquiera que quisiera "acabar con su vida y no dejar rastro".

Brandes viajó en tren para reunirse con Meiwes en la ciudad occidental de Rotenburg en marzo del 2001. Meiwes filmó en video una escena en la que cortaba pene de Brandes con un cuchillo antes de que ambos hombres intentaran comerlo.

Sangrando profusamente, Brandes se desmayó. Con la videograbadora aún filmando, Meiwes lo llevó hasta un banco, besándolo en los labios antes de introducirle un cuchillo en la garganta.

Brandes suspendió a su víctima en un gancho para carne y congeló 30 kilos de su cuerpo en piezas, y más tarde comió un trozo con zapallo y papas.

Inicialmente, una corte alemana condenó a Meiwes por asesinato y lo sentenció a ocho años de cárcel en el 2004.

Pero en mayo del 2006, una corte de Fráncfort revocó el fallo y desestimó el argumento de la defensa que señalaba que Meiwes actuó bajo pedido de la víctima, en un episodio similar a la eutanasia que en Alemania es condenado con un máximo de 5 años en la cárcel.

La corte de Fráncfort dijo que Meiwes tenía una enfermedad metal pero que estaba completamente consciente de sus actos. Meiwes mató a Brandes "porque quería sacrificar y comer su carne. El había alcanzado el mayor placer de su vida", señaló el magistrado.

La corte constitucional en Karlsruhe, la mayor de Alemania, reconoció aquel fallo el viernes.

(Reporte de Diana Niedernhoefer; escrito por Kerstin Gehmlich; Editado en español por Marion Giraldo)

 
<p>Foto de archivo de Armin Meiwes durante la espera del veredicto en su juicio por asesinato, Francfort, Alemania, 9 mayo 2006. Un ingeniero alem&aacute;n que mat&oacute; y devor&oacute; a una persona que se lo hab&iacute;a pedido deber&aacute; pasar el resto de sus vida en la c&aacute;rcel por el asesinato, despu&eacute;s de que una corte rechazara su apelaci&oacute;n en un caso de alto perfil que impact&oacute; al pa&iacute;s. REUTERS/Kai Pfaffenbach/File</p>