Científicos clonan ratones congelados: ¿Siguen los mamuts?

lunes 3 de noviembre de 2008 19:48 GYT
 

Por Maggie Fox

WASHINGTON (Reuters) - Científicos japoneses han clonado ratones cuyos cuerpos estuvieron congelados por hasta 16 años, y dijeron el lunes que podría ser posible utilizar la técnica para revivir a los mamuts y a otras especies extintas.

El experto en clonación de ratones Teruhiko Wakayama y sus colegas en el centro para el desarrollo biológico, en el instituto de investigación RIKEN de Yokohama, en Japón, consiguieron clonar a los pequeños mamíferos incluso cuando sus células se habían quemado por las bajas temperaturas.

El equipo de Wakayama utilizó la clásica técnica de transferencia nuclear para crear a sus ratones clonados. La técnica incluye extraer el núcleo de un óvulo y reemplazarlo con el núcleo de una célula común del animal a ser clonado.

Cuando se hace con el químico correcto o un detonador eléctrico, el proceso comienza a dividir el óvulo como si hubiese sido fertilizado con esperma.

"Clonar animales vía transferencia nuclear entrega la oportunidad de preservar a especies mamíferas en peligro", escribió el grupo en la revista "Preceedings", de la Academia Nacional de Ciencias.

"Sin embargo, se ha sugerido que la 'resurrección', de especies extintas que se encuentran congeladas (tales como el mamut peludo) es imposible, al no existir células vivas disponibles y que el material genético que está se encuentra inevitablemente degenerado", escribió el equipo científico.

ESCARBANDO EN EL CONGELADOR

El grupo de Wakayama sacó algunos ratones que habían sido mantenidos congelados por años y cuyas células habían sido dañadas irremediablemente.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo de un rat&oacute;n geneticamente modificado en un laboratio en Roma, 7 feb 2001. Cient&iacute;ficos japoneses han clonado ratones cuyos cuerpos estuvieron congelados por hasta 16 a&ntilde;os, y dijeron el lunes que podr&iacute;a ser posible utilizar la t&eacute;cnica para revivir a los mamuts y a otras especies extintas. REUTERS/Alessia Pierdomenico</p>