Obesidad alimenta temores de un incremento de la diabetes

sábado 29 de noviembre de 2008 09:09 GYT
 

CHENNAI, India (Reuters) - La prevalencia de la diabetes en todo el mundo sobrepasará con creces las previsiones a menos que las tendencias al alza de la obesidad se controlen, dijeron el sábado expertos sanitarios.

La diabetes en adultos se ha vinculado con factores de riesgo como el envejecimiento, una vida sedentaria, dietas poco saludables, fumar, alcohol y obesidad, La enfermedad crónica y silenciosa daña el cerebro, los vasos sangüíneos, los ojos, los riñones y los nervios y fue responsable de 3,8 millones de muertes en todo el mundo en 2007.

La Fundación Internacional de la Diabetes estima una prevalencia de 246 millones de casos en todo el mundo y prevé que alcance los 380 millones en 2025, pero los expertos dicen que esas cifras pueden ser optimistas.

"Las proyecciones son conservadoras porque tienen en cuenta sólo el envejecimiento y el desarrollo, pero no la obesidad, que si no se frena, provocará más casos", dijo Gojka Roglic, del programa de diabetes de la Organización Mundial de la Salud, en una conferencia regional sobre diabetes en Chennai, en el sur de India.

Roglic dijo que los países tenían que hacer su aportación para frenar la obesidad.

"Es responsabilidad de los gobiernos hacer que las poblaciones puedan crear las condiciones donde el estilo de vida (saludable) sea una opción fácil en lugar de algo que es muy difícil de lograr", dijo Roglic a Reuters.

"Si no tienes un parque donde ir a caminar, si el tráfico es muy peligroso, entonces la gente no se animará a caminar o ir en bicicleta", añadió.

Anthony Harries, destacado asesor de la Unión Internacional contra la Tuberculosis y las enfermedades del Pulmón, advirtió del aumento del riesgo de desarrollar tuberculosis que viene aparejada con la diabetes.

"Incluso en época de los romanos se sabía que la gente con orina que era dulce tenía un riesgo mayor de sufrir tuberculosis", añadió en la conferencia, en la que dijo que un diabético tenía tres veces más posibilidades de desarrollar tuberculosis a uno que no es diabético.