Industria electrónica reduce empleos, ven oscura Navidad

martes 9 de diciembre de 2008 16:11 GYT
 

Por Nathan Layne y Tarmo Virki

TOKIO/HELSINKI (Reuters) - Sony Corp recortó miles de empleos el martes, mientras comentarios pesimistas de Samsung y Texas Instruments se sumaron a la penumbra del sector tecnológico cuando los consumidores rehuyen de los últimos artículos.

La demanda de electrodomésticos de consumo se ha hundido en las vísperas de la Navidad al tiempo que la crisis financiera pasó a ser una extensa recesión que ya envolvió a Estados Unidos, partes de Europa y merma la demanda en mercados emergentes.

"Esencialmente los consumidores dejaron de comprar", dijo a Reuters Brian Holla, presidente ejecutivo de National Semiconductor Corp.

"Por primera vez en mucho tiempo, piensas antes de comprar el último artículo o modernizar tu teléfono", agregó.

La japonesa Sony dijo que despedirá a 8.000 empleados, cerca de un 4 por ciento de su plantilla, que reducirá inversiones y se retirará de negocios en un plan de reducir 1.100 millones de dólares en costos de sus debilitadas operaciones de electrodomésticos.

Los despidos -los más grandes anunciados por una firma asiática hasta el momento durante la crisis financiera- y otros pasos de reestructuración resaltan los desafíos que atraviesa Sony, que perdió por mucho el liderato de la música portátil a manos del iPod de Apple Inc y lucha para recaudar dinero de los televisores de pantalla plana.

El gigante coreano de electrodomésticos Samsung Electronics Co Ltd dijo tarde el lunes que está recortando sus metas de ventas, gasto de capital y utilidades, reflejando una

economía mundial cada vez más complicada.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo de un empleado de una tienda Sofmap limpiando un televisor pantalla plana LCD Bravia de Sony Corp en Tokio, 14 mayo 2008. Sony Corp recort&oacute; miles de empleos el martes, mientras comentarios pesimistas de Samsung y Texas Instruments se sumaron a la penumbra del sector tecnol&oacute;gico cuando los consumidores rehuyen de los &uacute;ltimos art&iacute;culos. REUTERS/Yuriko Nakao</p>