Guerra telecomunicaciones México podría arreciar en 2009

miércoles 10 de diciembre de 2008 14:25 GYT
 

Por Tomás Sarmiento

MEXICO DF (Reuters) - Después de años de reinado de las telefónicas del magnate Carlos Slim, el mapa de las telecomunicaciones en México podría cambiar finalmente en el 2009 si prospera una reforma para permitir mayor participación extranjera en telefonía fija y se concretan licitaciones.

Telmex, que da servicios de telefonía fija y acceso a internet, y la celular América Móvil, son las joyas del imperio de Slim y monarcas del sector, donde participan gigantes como la española Telefónica y otros rivales que se quejan de la hegemonía de esas empresas.

Pero el 2009 podría cambiar el escenario y abrir nuevas oportunidades para empresas como Telefónica, si se aprueba una reforma legal que eliminaría el límite de participación del 49 por ciento para empresas foráneas en telefonía fija, hasta ahora un nicho casi exclusivo de Telmex.

Actualmente Telmex, un ex monopolio estatal comprado en la década de 1990 por Slim -uno de los tres hombres más ricos del mundo- tiene más de un 85 por ciento del mercado de telefonía fija de México y ha sido acusado de prácticas monopólicas.

Telmex, que por años fue la única opción de telefonía para los mexicanos y es investigada por los reguladores por su poder en el mercado, ha dicho que sus rivales buscan los nichos más rentables y no invierten lo suficiente en todo el país.

Telefónica tiene una presencia muy pequeña en telefonía fija inalámbrica en el centro del país como socio minoritario, pero en telefonía celular tiene el 20 por ciento del mercado, un segundo puesto detrás de América Móvil. Una portavoz de Telefónica en México declinó comentar sobre la reforma.

Alestra, en donde es socia la estadounidense AT&T, también ofrece servicios de telefonía e internet en México y dio la bienvenida a una posible reforma.

La reforma a la ley de inversión extranjera aterrizaría en el Congreso a fines del 2008 y podría ser aprobada el próximo año, según fuentes legislativas.   Continuación...