19 de diciembre de 2008 / 4:10 / en 9 años

Estados Unidos no está listo para ciberataque, demuestra juego

Por Randall Mikkelsen

WASHINGTON (Reuters) - Estados Unidos no está preparado para un ataque hostil importante contra sus vitales redes de computación, revelaron agentes del Gobierno y de la industria el jueves tras participar por dos días en una simulación de “ciberguerra”.

El juego involucró a 230 representantes de agencias estatales de defensa y de seguridad, compañías privadas y grupos civiles. Quedaron demostradas fallas en liderazgo, planificación, comunicaciones y otros temas, señalaron los participantes.

El ejercicio tuvo lugar casi un año después de que el presidente George W. Bush lanzara una iniciativa de ciberseguridad que a juicio de los oficiales ha ayudado a apuntalar los sistemas de defensa, pero que todavía no es suficiente.

“No existe una respuesta o un plan de juego”, dijo el vicepresidente ejecutivo Mark Gerencser del servicio de consultorías Booz Allen Hamilton, que llevó a cabo la simulación. “Realmente no hay nadie a cargo”, admitió a la prensa más tarde.

El representante demócrata James Langevin de Rhode Island, quien preside la subcomisión de seguridad interior sobre ciberseguridad, dijo: “estamos muy detrás de donde necesitamos estar ahora”.

Las serias consecuencias de un ataque exitoso podrían incluir la falla de los sistemas financieros o del sistema nacional de electricidad, comentó Langevin.

“Esto es equivalente en mi mente a antes del 11 de septiembre (del 2001)”, agregó.

Agentes citaron a los ataques realizados por simpatizantes rusos en Estonia y Georgia como ejemplos modernos de guerra cibernética, y dijeron que los negocios estadounidenses y las oficinas de Gobierno han enfrentado intromisiones y ataques.

Miles de millones de dólares deberán ser gastados tanto por el Gobierno como por la industria para mejorar la seguridad, observó el representante Dutch Ruppersberger de Maryland, jefe de la subcomisión de inteligencia sobre intelecto tecnológico.

El juego de guerra simuló un aumento dramático en los ataques a computadoras en un período de vulnerabilidad económica y requirió que los participantes encontraran maneras de paliar los ataques, utilizando conocimiento de la vida real sobre tácticas y procedimientos de sus lugares de trabajo.

Este fue el mayor ejercicio de este tipo en cuanto a representación entre agencias de Gobierno y sectores industriales, de acuerdo a los agentes.

El secretario de Seguridad Interior, Michael Chertoff, dirigiéndose a los participantes al finalizar el ejercicio, predijo que los ciberataques se convertirán en un arma rutinaria de guerra para degradar los sistemas de comandos previo a un ataque tradicional.

Esto se suma a las amenazas que suponen los ataques criminales o terroristas.

La ley internacional y doctrinas militares deben ser actualizadas para enfrentar los ataques a sistemas de computadoras, señaló Chertoff.

”Sabemos que si alguien nos dispara misiles, obtendrán algún tipo de respuesta. ¿Qué pasa si sucede por internet?, preguntó el secretario.

Chertoff y Gerencser expresaron cautela sobre las sugerencias realizadas a principios de mes llamando a la nominación de un “zar de la ciberseguridad” de la Casa Blanca para vigilar lo realizado.

Pero Ruppersberger no estuvo de acuerdo. Una persona era necesaria para hacerse cargo del asunto y para asegurar al presidente, explicó.

Ruppersberger añadió que la gente cercana al equipo de transición del presidente electo, Barack Obama, le han convencido de la importancia de la ciberseguridad.

Reporte de Randall Mikkelsen, editado en español por Silene Ramírez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below