Tuberculosis bovina aún amenaza a personas en G.Bretaña: estudio

martes 23 de diciembre de 2008 11:11 GYT
 

LONDRES (Reuters) - Tres casos recientes de tuberculosis (TB) bovina en el sur de Inglaterra, entre los que se encuentran los de una madre y su hija, muestran que la enfermedad sigue siendo una amenaza para la salud humana, indicaron el martes investigadores.

Los casos en la zona rural de Cornwell también incluyeron a la mascota de la mujer y señalan que la condición implica un riesgo bajo pero presente para la salud pública también de las personas, escribió el equipo de Dinesh Shrikrishna, del Royal Cornwall Hospital, en la revista Thorax.

"El potencial de transmisión aérea (...) particularmente en segmentos de la población rural, destaca la necesidad de vigilancia y colaboración efectiva entre los médicos y los expertos en animales y salud pública sobre el control de estas infecciones que suelen olvidarse", agregaron los autores.

La TB bovina es una enfermedad crónica debilitante que causa problemas para respirar y finalmente la muerte de ese ganado. Si bien puede contagiarse a los seres humanos y suele presentar síntomas similares a la forma humana de la condición, los casos en personas son muy raros.

Los tejones son mamíferos en los cuales suele alojarse la TB bovina y que han estado implicados en la diseminación de la enfermedad. Muchos granjeros creen que una matanza de tejones es necesaria para combatir su expansión, pero los grupos de defensa de los animales se oponen fuertemente.

Los investigadores señalaron que la mujer de 42 años diagnosticada con la enfermedad trabajaba como enfermera veterinaria en una zona donde la cepa de la condición que ella desarrolló es una causa común de infección en el ganado y en los tejones.

Su perro luego desarrolló síntomas y su hija de dos años dio positivo a la enfermedad, aunque no presentó síntomas, indicaron los investigadores.

Las infecciones también destacan que la dolencia sigue siendo un problema de salud animal grave en Gran Bretaña, pese a las medidas de control de largo plazo, añadió el equipo.

(Reporte de Michael Kahn; Editada en español por Ana Laura Mitidieri)