Sony Ericsson anota fuerte pérdida en 4to trim, reduce costos

viernes 16 de enero de 2009 10:46 GYT
 

Por Anna Ringstrom y Sven Nordenstam

ESTOCOLMO (Reuters) - Sony Ericsson, el tercer mayor fabricante global de teléfonos móviles, anunció el viernes planes para reducir costos y anticipó una peor demanda, tras reportar una pérdida mayor a la esperada en el cuarto trimestre.

El presidente, Dick Komiyama, pronosticó que la demanda global se reducirá al menos un 5 por ciento este año y dijo que la participación de mercado era una prioridad menor que la de preservar la rentabilidad.

Mientras Sony Ericsson fue la primera de las productoras de teléfonos celulares en dar a conocer sus resultados del cuarto trimestre, fue la tercera de las cuatro más importantes en reaccionar al descenso en las ventas en los últimos días, después de Motorola y Samsung.

El mayor fabricante de móviles del mundo, Nokia, reportará sus resultados el 22 de enero.

Sony Ericsson tuvo una pérdida antes de impuestos de 261 millones de euros (346 millones de dólares) en los últimos tres meses del 2008, frente a una previsión promedio de 77 millones de euros de pérdida en un sondeo de Reuters.

En igual período del año anterior, la sociedad entre Ericsson y Sony anotó una ganancia de 501 millones de euros.

Las ventas subieron a 2.910 millones de euros, desde 2.810 millones de euros hace un año, pero el margen bruto cayó a un 15 por ciento, desde un 32 por ciento, debido al impacto de las fluctuaciones cambiarias, cargos por reestructuración y amortizaciones.

La compañía anunció que alcanzará ahorros anuales por 300 millones de euros y que tenía medidas adicionales para ahorrar otros 180 millones de euros durante el 2009.   Continuación...

 
<p>Un m&oacute;vil Cybershot C905 de Sony Ericsson es visto en Las Vegas, 7 ene 2009. Sony Ericsson, el tercer mayor fabricante global de tel&eacute;fonos m&oacute;viles, anunci&oacute; el viernes planes para reducir costos y anticip&oacute; una peor demanda, tras reportar una p&eacute;rdida mayor a la esperada en el cuarto trimestre. REUTERS/Steve Marcus</p>