Cada vez más jóvenes chinos "se pierden" en el ciberespacio

martes 20 de enero de 2009 10:12 GYT
 

PEKIN (Reuters) - No pueden dormir, no pueden concentrarse y tienen ansiedad y depresión y, como cualquiera con un hábito destructivo, en China está aumentando el número de adictos a internet que necesitan ayuda.

El país más poblado del mundo registró también el mayor número de usuarios de internet en el mundo, con 298 millones al final de 2008, lo que supone un incremento del 42 por ciento desde el año anterior, según el Centro de Información de la Red de Internet de China.

Los problemas causados por el abuso de internet también están aumentando, especialmente entre los jóvenes.

Muchos jóvenes chinos son hijos únicos que llevan solos la carga de las expectativas de sus padres. Los ciber cafés ofrecen una vía de escape, y a algunos les parece difícil dejarlo, de ahí los abusos.

A más o menos una hora en coche de Pekín está el centro de rehabilitación para los adictos, el Centro Taoran de Tratamiento de Adicción a Internet de Pekín, que hace poco tuvo que trasladar a 60 pacientes a un nuevo centro porque el viejo no tenía la capacidad para los nuevos adictos de todo el país.

El tratamiento consiste en una terapia médica y psicológica, y no es barato: cada paciente paga unos 1.500 dólares al mes y si los resultados no son satisfactorios extienden la estancia a dos o tres meses.

Un gran número de adictos a internet también son derivados a hospitales siquiátricos donde son tratados por diferentes problemas, incluyendo el trastorno obsesivo-compulsivo.

Chen Kehan, una de los médicos del centro, dijo que los nuevos pacientes se están volviendo menos y menos sociables. Algunos parecen haber perdido muchas de las habilidades sociales que se necesitan para vivir fuera del mundo virtual.

"En el último año, ha habido mucha más gente llamando o escribiendo para conseguir información sobre nuestro centro. El estado de los pacientes que aceptamos también se ha vuelto más grave que en años anteriores", dijo.   Continuación...