El Papa se convierte en una estrella de YouTube

viernes 23 de enero de 2009 11:15 GYT
 

CIUDAD DEL VATICANO (Reuters) - El Papa Benedicto XVI se convirtió el viernes en una de las personas más mayores en tener su propio canal en YouTube y advirtió a los jóvenes que usen los nuevos medios sabiamente y eviten la obsesión por estar conectados en internet que puede aislarlos de la vida real.

El canal del Vaticano, www.youtube.com/vaticanit, emitirá videoclips cortos de las actividades del Pontífice de 81 años y eventos del Vaticano y la Iglesia, con audio y texto inicialmente en inglés, español, alemán e italiano.

Los nuevos videoclips diarios durarán unos dos minutos y serán producidos por el centro de televisión del Vaticano y por periodistas y directores del sitio web de Radio Vaticano.

El lanzamiento del canal se combinó con la difusión del mensaje del Papa por el Día Mundial de las Telecomunicaciones en la Iglesia, cuyo lema es "Nuevas tecnologías, nuevas relaciones: promoviendo una cultura de respeto, diálogo y amistad".

Henrique de Castro, director de ventas europeas y soluciones para medios de Google, propietario de YouTube, dijo en una rueda de prensa que Google no obtendría dinero de la asociación.

"Nuestra estrategia es que la gente venga a nuestras páginas", afirmó.

El canal de YouTube no tendrá publicidad y suministrará enlaces a varias páginas web del Vaticano y católicas y canales de video, incluidos algunos dirigidos por iglesias en todo el mundo.

El canal supone la incursión más profunda del Vaticano en los nuevos medios. La página web del Vaticano www.vatican.va, comenzó a funcionar en 1995.

El arzobispo Claudio Celli, director de comunicaciones, dijo que el Vaticano no podría descartar que algún día tuviera su propio espacio en Facebook, la red social en internet.   Continuación...

 
<p>El papa Benedicto XVI realiza sus oraciones semanales en la Plaza San Pedro en el Vaticano, 18 ene 2009. El Papa Benedicto XVI se convirti&oacute; el viernes en una de las personas m&aacute;s mayores en tener su propio canal en YouTube y advirti&oacute; a los j&oacute;venes que usen los nuevos medios sabiamente y eviten la obsesi&oacute;n por estar conectados en internet que puede aislarlos de la vida real. REUTERS/Alessandro Bianchi</p>