Google declara guerra silenciosa de correos electrónicos a Yahoo

martes 3 de febrero de 2009 21:27 GYT
 

Por Jennifer Martinez y David Lawsky

SAN FRANCISCO (Reuters) - Mucha gente que ha enviado un correo electrónico mientras está enojado, cansado, ebrio o simplemente por error se ha arrepentido. Ahora, Google tiene una forma de protegerle (y a otros) de ese paso en falso.

Como parte de su cruzada para atraer usuarios a su servicio Gmail, la compañía de búsquedas por internet ha introducido decenas de prestaciones, incluyendo una que pasado un tiempo obliga al usuario a resolver un problema matemático antes de enviar el correo, dándole tiempo para pensarlo dos veces.

Debido a que Google obtiene dinero cada vez que un usuario de correo electrónico hace un clic en los anuncios, está potenciando su servicio de correo electrónico para aumentar la publicidad y quitar un porcentaje del mercado a Yahoo.

Las visitas únicas a sitios de Google aumentaron un 32 por ciento a nivel mundial, lo que es más de 775 millones visitas durante el año pasado, de acuerdo a comScore, que recopila ese tipo de información.

Yahoo obtuvo un 16 por ciento de ganancia o 562,6 millones de visitantes y Microsoft obtuvo un aumento del 20 por ciento o 647 millones de visitas.

Analistas han atribuido parte del aumento de visitas de Google a sus prestaciones de correo electrónico, las que han ido saliendo a un ritmo acelerado por Gmail Labs.

Este mes, Google presentó una aplicación para descargar automáticamente el correo electrónico para que así los usuarios puedan leer Gmail sin conexión desde un navegador. Eso rivaliza con una prestación que ya existía en Outlook de Microsoft, pero Outlook no tiene esa característica cuando se accede a él a través de internet.

La aplicación de correo sin conexión fue anunciada en una comunicado de prensa, pero la mayor parte de las aplicaciones de Gmail han sido introducidas de forma más silenciosa. Ingenieros crearon y publicaron 34 aplicaciones experimentales desde que Gmail Labs fue lanzada en junio.   Continuación...