Reino Unido descarta cargos contra el hacker del Pentágono

jueves 26 de febrero de 2009 14:30 GYT
 

Por Michael Holden

LONDRES (Reuters) - La fiscalía británica dijo el jueves que no presentaría cargos contra un experto informático acusado por un abogado estadounidense del "mayor pirateo militar de todos los tiempos", lo que supone un revés en el intento de evitar la extradición.

Gary McKinnon fue arrestado por la policía británica en el2002 acusado de acceder ilegalmente a ordenadores, entre ellos los sistemas del Pentágono, el Ejército, la Marina y la NASA, y causando daños valorados en 700.000 dólares.

Un tribunal británico decidió en el 2006 que debería ser extraditado a Estados Unidos para enfrentarse a juicio. Si es condenado por un tribunal estadounidense, podría enfrentarse a hasta 70 años de cárcel. McKinnon ha estado litigando la decisión judicial británica desde entonces.

Sus abogados pidieron al director de la Fiscalía Pública de Reino Unido que considere la petición de juzgarle en Reino Unido, donde creen que recibiría una sentencia mucho más corta.

Pero el Servicio Fiscal de la Corona dijo que la revisión había concluido que sería un error para él enfrentarse a un juicio en su país.

"No. No se trataba de experimentos aleatorios de piratería informática, sino un intento deliberado de violar los sistemas de defensa de Estados Unidos en un momento crítico que causó un daño bien documentado", dijo Alison Saunders, responsable de la División del Crimen Organizado de la Fiscalía Pública.

"Puede que se hayan llevado a cabo desde el ordenador casero del señor McKinnon - y en ese sentido hay un vínculo con el Reino Unido - pero el objetivo y los daños fueron transatlánticos", apuntó.

REDES MILITARES   Continuación...

 
<p>Foto de archivo del hacker Gary McKinnon a su llegada a la corte Superior de Londres, 20 ene 2009. La fiscal&iacute;a brit&aacute;nica dijo el jueves que no presentar&iacute;a cargos contra un experto inform&aacute;tico acusado por un abogado estadounidense del "mayor pirateo militar de todos los tiempos", lo que supone un rev&eacute;s en el intento de evitar la extradici&oacute;n. REUTERS/Andrew Winning</p>